José Luis Adriano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Jan-2019 .-Hay muchas razones para querer desconectarte de las redes sociales: escándalos de privacidad, hackeos, publicidad invasiva… pero para mí, la razón fue recuperar el tiempo que estaba perdiendo. Quería, por unas semanas, tomarme unas vacaciones del internet. Así tomé la decisión de desactivar mis cuentas de Facebook, Instagram y Twitter.
Según una encuesta del Pew Research Center, realizada entre mayo y junio del año pasado, 26 por ciento de los adultos estadounidenses eliminaron la app de Facebook de sus teléfonos y el 42 por ciento, además, ha tomado vacaciones de la red social al eliminar la app de su smartphone.
En mi caso, borrar la aplicación no fue suficiente. Hace meses lo hice, sólo para encontrarme después revisando constantemente el sitio web móvil con el único fin de procrastinar ocupaciones, como estudiar para una certificación que estaba por presentar. Así que necesitaba otras medidas.
Tras desactivar mi perfil en las redes sociales, quedaron tres huecos en los widgets de mi teléfono. En su lugar, puse varias apps educativas, así no me quedaría de otra más que ponerme a estudiar.
Fue así como descubrí que, efectivamente, la mayoría de mis visitas a Facebook, Instagram y Twitter, (y probablemente te pasa lo mismo), son por impulso. Pues en ocasiones abrí Duolingo u otra app de estudio, imitando el reflejo aprendido de llenar mis tiempos muertos con las redes.
Como no avisé a nadie de mi experimento, al paso de los días los mensajes en WhatsApp comenzaron a llegar.
– “¿Me bloqueaste de Facebook?”, me preguntó un amigo.
– “Pensé que te había pasado algo o estabas amenazado”, dijo otra amiga.
– “Me preocupaba que estuvieras bien (y que no me hubieras eliminado)”, me escribió otro.
A todos tuve que explicarles el motivo de mi ausencia, y muchos creyeron que era una medida muy extrema. Entonces acudí a Reddit, el popular foro de internet, a buscar testimonios de otras personas experimentando la desconexión de redes sociales.
“Según mis registros, pasaba el 20 por ciento de mi tiempo libre frente a la computadora exclusivamente en Facebook, pero ciertamente no tenía nada que compartir”, platicóHenri Rantanen, un ingeniero de Finlandia que decidió cortar su relación con Facebook y sus otras apps, WhatsApp e Instagram. Incluso escribió en su blog al respecto.
“Borré Facebook, Instagram y WhatsApp. Ahora la gente piensa que soy un antisocial”, publicó el usuario u/msc1 en Reddit, bajo una comunidad llamada r/deletefacebook.
“Al menos una docena de personas han cuestionado mi bienestar psicológico, aunque trabajo en la industria de IT y es mi campo”, dijo.
Mis vacaciones de redes sociales terminaron junto con mis vacaciones laborales, este Año Nuevo. Sabía que mi desconexión no sería total. Las redes forman parte de mi trabajo como periodista de tecnología. Pero al menos, en mi regreso, hice las cosas distintas.
Pasé por las configuraciones de privacidad de Facebook, Twitter e Instagram y, por una vez, me di el tiempo de revisar y negar aquellos permisos que no estaba de acuerdo en seguir otorgando, como tener un perfil de Facebook público, o recibir notificaciones push en mi celular de forma constante. También dejé de seguir a muchas cuentas.
Desaparecer de redes sociales es difícil. Suena más fácil decirlo que hacerlo, pues forman parte intrínseca de internet y sus miles de servicios, pero los usuarios todavía tenemos el poder de limitar su uso para las cuestiones más elementales y de restringir el tiempo que pasamos en cada una.
Mi tiempo, al menos, ahora está mejor administrado, y con eso cumplí el objetivo de mi experimento.

Recupera el poder
1. Cuando tengas que crear una cuenta de usuario en un servicio, evita la función ‘Iniciar sesión con Facebook’. Es más tardado, pero a reducirás tu dependencia de Facebook.
2. Usa la app Salud Digital si tienes iPhone o iPad para informarte del uso que haces de todas tus apps y poner advertencias de uso cuando excedas el tiempo necesario en ellas.
3. Activa las nuevas funciones ‘Tu tiempo en Facebook’ y ‘Tu tiempo en Instagram’ dentro de las redes sociales para definir cuándo quieres usarlas al día.
4. Ponte obstáculos: en lugar de sólo cerrar las apps, cierra tu sesión cada que termines de usar las redes. Así evitarás las notificaciones.
5. Desactiva o elimina definitivamente tus cuentas si, además del tiempo perdido, estás enfadado de los constantes problemas de privacidad en las plataformas.