Oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes le salvaron la vida a una niña de 4 años, que accidentalmente ingirió medicamento controlado para ataques epilépticos, al presumir que se trataba de dulces.
Los policías preventivos le brindaron los primeros auxilios a la niña y posteriormente, a bordo de una patrulla la trasladaron al HGZ No. 1 del IMSS, donde horas más tarde el personal médico logró estabilizarla y dejarla fuera de peligro.
Estos hechos se registraron el pasado domingo a las 23:40 horas, cuando una mujer identificada como Juana Rocío, de 27 años, interceptó la patrulla 0002-A1 de la Policía Preventiva de Aguascalientes, en el cruce de la calle Cultura Azteca y avenida Cultura Maya, en el fraccionamiento Mirador de las Culturas.
La desesperada mujer llevaba cargada a su pequeña hija de nombre Fátima, de 4 años, la cual se encontraba inconsciente.
La mamá informó que su hija había confundido con dulces, unas píldoras con medicamento controlado para ataques epilépticos y las había ingerido.
Al percatarse los oficiales Óscar González Rodríguez, Adolfo Venegas y Marco Antonio Ortega Martínez que la niña se encontraba sumamente grave, de inmediato le brindaron los primeros auxilios y luego la abordaron a la unidad policiaca, trasladándola de urgencia a la UMF No. 9 del IMSS.
En ese lugar, los médicos lograron estabilizarla, aunque detectaron que presentaba una severa intoxicación, por lo que en una ambulancia del IMSS se canalizó a la niña al HGZ No. 1.
Horas más tarde, se reportó que la niña ya había recuperado el conocimiento y se encontraba estable y fuera de peligro.