En condición crítica ingresó al HGZ No. 1 del IMSS un niño de 3 años, quien estuvo a punto de ahorcarse accidentalmente, al momento de que se enredó del cuello con un cortinero mientras se encontraba jugando.
El pequeñito fue identificado como Ángel Emmanuel, de 3 años, mismo que fue rescatado por policías preventivos de Jesús María, lugar donde ocurrieron los hechos.
Fue aproximadamente a las 18:09 horas del domingo, cuando en el 911 se recibió una llamada telefónica donde se solicitaba la presencia de los servicios de emergencia en un domicilio ubicado en la calle Mixquic, en el fraccionamiento Buenavista, en el municipio de Jesús María, debido a que un niño estaba asfixiándose.
De inmediato se trasladaron policías preventivos de Jesús María, quienes al ingresar a la vivienda encontraron al niño de 3 años que estaba sufriendo una crisis convulsiva, por lo que procedieron a realizarle maniobras de reanimación cardiopulmonar, mientras llegaban los paramédicos.
Instantes después llegaron policías estatales y una ambulancia del ISSEA, quienes lograron estabilizar al pequeñito y de manera inmediata lo trasladaron a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS, donde ingresó en estado agónico.
De acuerdo a la versión del papá del niño, de nombre Juan Carlos, de 35 años, al momento de los hechos su hijo Ángel Emmanuel se encontraba jugando en la sala de la casa.
Es el caso que en determinado momento, al estar sobre un sillón y cerca de las cortinas, el pequeñito perdió el equilibrio y estuvo a punto de caerse, pero su cuello quedó enredado con el cordón del cortinero, por lo que comenzó a asfixiarse.
Al darse cuenta de lo anterior, el señor Juan Carlos logró descolgarlo, pero en ese momento el niño comenzó a convulsionarse y quedó inconsciente, por lo que se asustó y llamó a los servicios de emergencia.

¡Participa con tu opinión!