Gracias al oportuno aviso de las trabajadores de una tienda de auto servicio, se pudo frustrar una extorsión telefónica en el municipio de Rincón de Romos.
Un reporte fue realizado a los números de emergencia, originado desde una conocida tienda de autoservicio ubicada en el cruce de las calles México y Francisco Guel Jiménez. Dicho establecimiento requería la presencia de las autoridades, dado que un sujeto se encontraba en una crisis nerviosa, insistiendo en realizar un depósito, pero las empleadas del local sospechaban que estaba siendo víctima de una extorsión.
En el acto, elementos de la Policía Estatal y municipales de Rincón se trasladaron al lugar, donde se entrevistaron con el afectado quien se encontraba en profundo estado desesperación. Quería depositar dos mil pesos en efectivo, temiendo que de no hacerlo, algo malo le podría ocurrir a sus familiares.
Detalló que recibió una llamada del número 411-111-6042, en la cual un varón le indicó que reuniera la mayor cantidad de capital posible y que realizara un depósito, o de lo contrario, su familia sería objeto de agresiones, la cual estaba supuestamente vigilada.
Los oficiales lograron tranquilizarlo explicándole el modus operandi de estas personas y evitaron que efectuara el depósito, para finalmente trasladarlo a su domicilio en donde se reunió con sus seres queridos.