Unos policías estatales frustraron una extorsión telefónica de la que era víctima una mujer que habita en el fraccionamiento Bosques del Prado.
A la mujer se le estaba exigiendo el depósito de una fuerte suma de dinero en efectivo, a cambio de no matar a su hija de 31 años, a quien supuestamente tenían secuestrada.
Los hechos se registraron el martes alrededor de las 11:26 horas y tras el reporte al 911, de inmediato intervinieron los policías estatales.
Fue una vecina quien alertó de lo ocurrido a los oficiales, además de señalar que no había podido impedir que la mujer se trasladara a una sucursal bancaria que se ubica en avenida Prolongación Zaragoza y cruce con Blvd. Luis Donaldo Colosio para depositar el dinero que le estaban solicitando.
Al presumirse que se trataba de una extorsión telefónica, los policías estatales se dirigieron a la institución bancaria y lograron ubicar a la mujer, impidiendo de esta forma que hiciera el depósito que le solicitaban.
Posteriormente, otros policías estatales se dieron a la tarea de rastrear a la hija supuestamente secuestrada y más tarde la localizaron ilesa. Debido a que la víctima sufrió una fuerte crisis nerviosa, arribó al lugar de los hechos la ambulancia ECO-418 del ISSEA, cuyos paramédicos le brindaron la atención correspondiente.