Un hombre estuvo a punto de ser víctima de una extorsión telefónica, tras recibir una llamada de un supuesto integrante de la delincuencia organizada, quien le informó que tenían secuestrada a su hija y que si quería verla nuevamente con vida, tenía que depositarles 50 mil pesos.
La oportuna intervención de policías estatales, evitó que la extorsión telefónica se consumara.
Los hechos se registraron el pasado jueves por la tarde-noche, cuando un hombre de 44 años recibió una llamada en su celular, a través del que un desconocido le manifestó que tenían secuestrada a su hija de 18 años y le exigían la cantidad de 50 mil pesos a cambio de dejarla en libertad.
Cuando le respondió que no contaba con la suma solicitada, el desconocido le dijo que si quería ver nuevamente con vida a su hija, tenía que juntar todo el dinero posible para que lo depositara a una cuenta que le iba a proporcionar.
Debido a que el hombre no pudo localizar a su hija, presumió que efectivamente había sido víctima de un secuestro, por lo que comenzó a juntar el dinero que tenía en ese momento y logró reunir la cantidad de mil pesos en efectivo, trasladándose enseguida a la Plaza “Haciendas” que se ubica en la avenida Siglo XXI Oriente, a la altura del fraccionamiento Haciendas de Aguascalientes.
En ese momento volvió a recibir otra llamada de un número telefónico que iniciaba con lada 444 y una persona le preguntó que si ya tenía el dinero, a lo que el padre de familia le respondió que únicamente había logrado juntar mil pesos.
En ese momento la persona al teléfono comenzó a gritarle con palabras altisonantes que no era suficiente, ya que al menos requerían 50 mil pesos o de lo contrario no volvería a ver a su hija con vida.
Desesperado el hombre comenzó a llorar en el exterior de la plaza comercial, situación que fue observada por una mujer que iba pasando por el lugar y quien al tener conocimiento de lo sucedido, lo reportó a unos policías estatales que realizaban labores de vigilancia en ese sector.
Una vez que los policías estatales fueron informados de lo que estaba ocurriendo, implementaron un operativo y minutos después localizaron a la hija del hombre, la cual estaba en su lugar de trabajo y sin tener conocimiento de lo que estaba sucediendo.
Una vez que se le informó al hombre que su hija había sido localizada ilesa, se le sugirió que hiciera caso omiso a las llamadas de los extorsionadores telefónicos.

¡Participa con tu opinión!