Un jaulero fue detenido por policías preventivos, cuando pretendía cometer un robo en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.
Tras su captura, los policías preventivos ubicaron una casa abandonada donde dicho sujeto llevó a esconder los objetos robados de otro domicilio.
Debido a que hasta el momento no existía denuncia de dicho robo y el sospechoso no fue detenido en flagrancia, no pudo ser puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos.
Este individuo fue identificado como Pedro, de 23 años, el cual fue detenido el día de ayer por policías preventivos.
El sospechoso, quien cuenta con un historial delictivo por robos a casa-habitación, fue detectado por policías preventivos cuando intentaba introducirse a un domicilio ubicado en el fraccionamiento VNSA.
Sin embargo, al observar la unidad policiaca, Pedro decidió darse a la fuga corriendo.
Los policías preventivos fueron en su persecución y lograron detenerlo sobre la calle Ángel Venegas.
Durante la investigación a dicho sujeto, los policías preventivos ubicaron a poca distancia una casa abandonada, en cuyo interior había varios objetos que eran producto de un robo domiciliario.
Aunque Pedro aceptó ser el autor de dicho atraco ocurrido días antes y señaló que había escondido el botín en la casa abandonada, los policías preventivos no pudieron ponerlo a disposición del agente del MP al no existir flagrancia.
Al final, el cínico delincuente fue trasladado a las celdas de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM, donde quedó a disposición del juez Calificador.

CORTINAZO
Durante el transcurso de la madrugada del domingo, se registró un robo tipo “cortinazo” a un negocio ubicado en la calle Guadalupe Victoria, en plena Zona Centro de la ciudad.
Fue hasta ya amaneciendo, cuando policías preventivos que realizaban labores de vigilancia por la zona, descubrieron el local con la cortina completamente destrozada.
Cuando los oficiales revisaron el interior, se dieron cuenta que los delincuentes materialmente habían vaciado el local, ya que no estaba la mercancía y únicamente se detectaron varios vidrios quebrados.