Desconfianza de féminas para interponer quejas ante violación de sus derechos. Jesús Eduardo Martín Jáuregui, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), indicó que son pocas las mujeres que acuden ante este organismo para denunciar vejaciones por parte de las autoridades, siendo uno de los factores que inciden en este comportamiento el temor que existe, pues creen que en caso de interponer una queja, las agresiones podrían recrudecerse.

Comentó que si bien, la defensoría de derechos humanos tiene facultades para iniciar de oficio con las investigaciones, y en su caso, para emitir las recomendaciones correspondientes, los procedimientos iniciados por la denuncia de alguna mujer han sido los menos.

Martín Jáuregui señaló que resulta preocupante que no haya un compromiso para interponer estas quejas, pues de esta manera se contaría con más elementos para emitir las recomendaciones correspondientes, y sobre todo, se sentaría un precedente para que aquellas autoridades que cometen abusos en contra de las personas del sexo femenino no reincidan en este tipo de comportamiento.

Añadió que incluso en aquellos casos que han cobrado relevancia a nivel local, en los cuales de forma evidente se violaron los derechos humanos de las mujeres –como la redada que hubo hace un par de meses en la zona de tolerancia–, no se llegó a presentar ninguna queja por parte de las trabajadoras del lugar, pues fueron los propietarios de los establecimientos los que se acercaron al organismo.

Para finalizar, el titular de la CEDH recordó que aunque de manera inicial las trabajadoras mostraron interés por interponer una queja contra sus agresores ante la defensoría de los derechos humanos, fueron alargando este proceso y al final desistieron, motivo por el cual no se pudo realizar una recomendación más extensa a las corporaciones policiacas que participaron en el operativo.