Por la hegemonía azteca

Eduardo Molina
Agencia Reforma

MONTERREY, N.L.- Si hay algo que ha definido las entregas del Óscar de los últimos cinco años es el sabor a tequila, con 10 estatuillas obtenidas por mexicanos.
Tres directores visionarios, que desfilaron juntos por la alfombra roja en el 2007 rumbo a sus primeras nominaciones y a quienes se les denominó como los “Three Amigos” han puesto el nombre de México junto a los grandes de Hollywood y el mundo.
A ellos se les une un cinefotógrafo que ha hecho historia en la Academia.
La conquista del oro sigue este año.
Si las apuestas son correctas, Guillermo del Toro se convertirá en el tercer mexicano en los últimos cinco años en ganar el Óscar a Mejor Director. A excepción de la ceremonia del año pasado, que ganó un norteamericano (Damien Chazelle por La La Land).
Desde el 2014, la categoría ha sido dominada por los mexicanos, con Alfonso Cuarón ganándolo primero por Gravedad.
“Esto es gracias a ti, mamá. Yo por eso estoy aquí, es por ti, y esto es para ti, te amo”, dijo en español en el escenario al convertirse en el primer latino en obtener el premio.
Esa misma noche se llevó también el Óscar de Mejor Edición.
Un año después Alejandro González Iñárritu ganó el primero de sus dos premios Óscar consecutivos de director, gracias a Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia).
El realizador recordó la importancia que le daba al Premio de la Academia cuando era pequeño.
“Lo vi muchas veces, como todos en el mundo, y lo disfruté y nunca ganaban mis películas favoritas. Recuerdo el homenaje a Fellini. Tantos momentos que aprecio… por lo que estar aquí en este momento es irreal”, expresó en sala de prensa.
Esa noche, del 2015, se llevó además la estatuilla de Guión Original y Mejor Película.
Un año después haría historia al convertirse en el tercer director, tras John Ford y Joseph L. Mankiewicz, en obtener el Óscar de Dirección de manera consecutiva, en esa ocasión por El Renacido.
Esa noche también hizo historia Emmanuel Lubezki, al ser el primero en ganar tres premios Óscar consecutivos de Mejor Fotografía (Gravedad, Birdman y El Renacido).
Incluso la segunda vez ni siquiera escuchó su nombre, ya que Jessica Chastain lo anunció al abrir el sobre como “Chivo”, su apodo.
“Soy el más afortunado por trabajar con Alejandro y estos directores, y le mando un saludo a los latinos que están haciendo cine”, comentó en la sala prensa.
A estas nueve estatuillas ganadas de manera competitiva por los tres mexicanos se agrega una décima, honoraria, que fue entregada a González Iñárritu el 11 de noviembre del 2017, gracias a su experiencia de realidad virtual Carne y Arena.
El premio se lo dedicó a los inmigrantes.
El domingo, Del Toro aspira por tres estatuillas por La Forma del Agua, en las categorías de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión.
¿Hasta qué número llegarán los mexicanos al cumplirse estos cinco años?