Un suicidio consumado y dos intentos más que fueron frustrados por policías preventivos, se registraron en las últimas horas en diferentes puntos de la ciudad.
El pasado viernes por la mañana, fue encontrado ahorcado un hombre identificado como Arturo, de 68 años.
Los hechos ocurrieron en su domicilio ubicado en la calle San José en el fraccionamiento San Cayetano.
El suicida se ahorcó con una cuerda de un columpio para niños, que tenía en el patio trasero de su domicilio.
Al lugar de los hechos llegó una ambulancia del ISSEA, así como policías preventivos, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que el señor Arturo sufría de una enfermedad que le provocó que cayera en una fuerte depresión.

MUJER INGIERE MEDICAMENTO PARA INTENTAR SUICIDARSE
En una calle del fraccionamiento Vistas de Oriente, una mujer de 29 años ingirió una gran cantidad de dosis de medicamentos para suicidarse.
Su familia se percató a tiempo y llamaron al 911.
Al lugar de los hechos llegó la patrulla 0604-B1 del Destacamento “Terán Sur” de la Policía Preventiva, a cargo de la oficial María Concepción, la cual comenzó a realizarle maniobras de reanimación cardio-pulmonar
Al percatarse que la mujer se encontraba inconsciente y su estado de salud era grave, con apoyo de los mismos familiares la subieron a la patrulla y fue trasladada al Hospital Tercer Milenio, donde se encuentra recibiendo atención médica.

INTENTA ARROJARSE DESDE UN PUENTE
De igual forma, el viernes a las 09:00 de la mañana, policías preventivos del Grupo de Fuerza de Reacción de la SSPM, evitaron que una mujer se arrojara desde el puente vehicular ubicado en el cruce de la avenida Convención Sur y la avenida Mariano Escobedo, entre los fraccionamientos Jesús Terán y Ojo de Agua.
Fueron policías preventivos de la unidad 0089-A1, quienes mediante un diálogo lograron que la mujer se distrajera por algunos momentos y lograron rescatarla.
La suicida ya se encontraba en la parte externa de los barrotes de protección del puente peatonal, además de que lloraba y gritaba que se iba a suicidar.
La víctima fue entregada a uno de sus familiares que llegó al lugar, al enterarse de lo que estaba sucediendo.