Mantiene la delegación de la Sagarpa el monitoreo de los cultivos y del ganado en el estado ante la ola de calor que azota a la entidad, para evitar posibles daños, destacó su titular, Raúl Landeros Bruni, quien señaló que hasta el momento no se han registrado afectaciones.
Indicó que aunque para el desarrollo óptimo de las cosechas, la temperatura recomendable es de 24 a 25 grados, las altas temperaturas registradas en el estado no han tenido consecuencias considerables en los campos de cultivo.
Asimismo, apuntó que en el sector agrícola, la afectación principal ha sido en el estrés hídrico ocasionado por la rápida evaporación del agua, por lo que para contrarrestar este efecto, se acortan los tiempos de riego, es decir, se riega más veces para mantener la humedad idónea en la tierra.
Detalló que los cultivos de riego más propensos a afectaciones por el calor son hortalizas y cosechas frutales, por lo que la lechuga, la calabaza, el jitomate y la fresa requieren especial cuidado y a partir del mes que entra, se tendrá con la vid y el durazno.
En cuanto al sector pecuario, el representante de la Sagarpa estableció que no se tienen afectaciones hasta ahora por las altas temperaturas. Sin embargo, dijo que se siguen medidas preventivas para mantener bien hidratados a los animales y en supervisión ante cualquier brote de enfermedades derivadas del intenso calor.

¡Participa con tu opinión!