Al rendir su primer informe como senador por Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo llamó a los gobiernos estatal, municipales, a los sectores productivos, a los legisladores federales y locales, así como a la sociedad en general a trabajar conjuntamente sin egos y sin mezquindades para blindar a la entidad para que siga manteniendo su calidad de vida.
Ante la presencia del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza y demás invitados, Martín del Campo dijo que Aguascalientes a diferencia de lo que pasa a nivel nacional, es un estado que tiene crecimiento económico, generación de empleos, inversión pública, disminución de la pobreza y goza de seguridad que se debe de cuidar, ante el complejo panorama nacional. “No nos podemos dar el gusto de dividirnos y afectar el futuro inmediato”.
Señaló que desde que rindió protesta como senador, se propuso tres cosas: cumplir sus compromisos de campaña, hacer lo mejor por Aguascalientes y por México, y mantener una cercanía total con los ciudadanos del estado. Además de resaltar que ha ejercido su papel con responsabilidad, congruencia y valentía, convencido de que no ser una oposición a ultranza, sino de luchar por el respeto de las instituciones y la vida democrática que tanto ha costado construir en el país, por lo que llamó al Gobierno Federal a dejar de lado los rencores y que vea por el bien de todos.
En su informe destacó que, a lo largo de su primer año como senador, participó en el 100% de las sesiones que se han desarrollado en el Pleno, ejerció su voto en las 238 ocasiones, de las cuales votó a favor en 168 de ellas y 31 veces en contra. Además de haber presentado 21 asuntos, 11 iniciativas y 10 puntos de acuerdo, destacando sobre todo su propuesta para la creación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana con un enfoque a la prevención del delito.
Enfatizó que como senador continuará poniendo el interés nacional por encima de todo y alzará la voz cuando no esté de acuerdo y apoyará todo aquello que sea en beneficio del país y del estado.