Ponen ponche a la chela

Por segundo año consecutivo, la empresa guanajuatense Chela Libre se encargó de “embotellar” el sabor de la Navidad en su cerveza Sancho Clos.
Además de tener los cuatro ingredientes básicos de una cerveza (cebada, lúpulo, levadura y agua), esta bebida se distingue porque también integra el ponche de frutas, explicó Iván Zayas, fundador de Chela Libre.
“Estamos muy acostumbrados los mexicanos a tomar ponche en esta época, pero con los frutos locales como tejocote, las cañas, entonces decidimos hacerlo porque es una tradición mexicana tomar ponche, pero obviamente no nos queremos tomar ponche y cerveza, con el amargor o con espuma”, detalló Zayas.
Se trata de una bebida estilo Stock Ale y Old Ale que tiene altos niveles de alcohol, pues su porcentaje es de 9.2, lo cual es ideal como bebida navideña, consideró Zayas.
La empresa lleva el nombre de Chela Libre porque las familias de los fundadores están formadas por varias mujeres que llevan el nombre de Graciela, y la segunda palabra refiere a la libertad con la que se está dando el movimiento de la cerveza artesanal, detalló.
Este negocio que se fundó hace cuatro años en Celaya, Guanajuato, igual que este producto, cuenta con cinco cervezas que son de línea; es decir, se producen durante todo el año, y son El Sancho, El Tabernario, Glu Demon, Bull Doll y Black Sado.
Actualmente, la producción total de toda la empresa es de 16 mil litros mensuales, lejos de los 500 litros al mes con los que iniciaron.
Aunque por ahora no exportan la Sancho Clos, desde octubre de este año sí lo hacen con sus otras cinco cervezas a Georgia e Illinois en Estados Unidos.