Ponen piedras al camino de prestamistas abusivos

Los usureros tuvieron que salir del anonimato; disposiciones legales recientes les exigen que, en caso de llegar a juicio por conflictos en el pago de préstamos suscritos, se presenten debidamente identificados, con el Registro Federal de Contribuyentes en mano y dispuestos a cobrar solamente el interés que la ley estatal prevé, entre otros requisitos.

Por su parte, el juez de la causa al aceptar una demanda, debe proceder a regular las condiciones en que se habrá de resolver, es decir, si un pagaré indica que se estaba cobrando un interés desproporcionado al que dicta la norma, lo primero que establece es la invalidez de esa tasa.

Al respecto, el presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Rogelio Ruiz Esparza Gómez, refirió que la usura siempre ha existido y se ejerce bajo diversos modelos porque son tratos personales, originados por una necesidad que exige solución emergente y cobijados durante años por prácticas poco ortodoxas para la recuperación de los dineros.

Recordó que el Código Penal del Estado previene la usura como un tipo penal consistente en obtener para sí o para otro, al celebrar un acto jurídico de carácter económico, independientemente de su naturaleza, un interés convencional evidente o encubierto, que exceda a un 37% anual.

“O bien, obtener del deudor o sus garantes, al celebrar un acto jurídico accesorio derivado del negocio principal, un interés evidente o encubierto, que por sí o sumado al principal exceda a un 37% anual”.

Contempla además que al responsable del delito de usura se le aplicarán de 2 a 8 años de prisión y de 25 a 250 días multa, y al pago total de la reparación de los daños y perjuicios ocasionados.

Es la necesidad de disponer de recursos en un momento dado, lo que históricamente ha generado esta práctica, así como el desconocimiento de las personas respecto de las condiciones en que la ley prevé su ejercicio, lo que genera abusos, conflictos y denuncias ante tribunales.

Sin embargo, ya entrando en un procedimiento judicial y llegando a una resolución, el cobro abusivo de una tasa de interés no va a tener éxito, así que ya no es tan fácil cometer usura.

“Y si bien los juzgados siguen dando curso a infinidad de expedientes por concepto de préstamos económicos no liquidados en su totalidad, lo cierto es que el volumen de los otrora usureros particulares sí ha disminuido”, aseguró el profesionista.