Con la nueva Ley de Movilidad del Estado, que ya está en vigor, se abroga la Ley de Vialidad del Estado, que data de 1994; en ella se incluye todo el apartado de transporte público que formaba parte del Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda para el Estado.
Las disposiciones reglamentarias derivadas de la nueva Ley, así como los manuales o demás instrumentos normativos que se desprendan de este ordenamiento, deberán expedirse dentro de los 180 días y dentro de los 90 días hábiles deberá expedir la convocatoria para la creación del Observatorio Ciudadano de Movilidad. En 180 días, el Congreso del Estado deberá realizar las adecuaciones normativas correspondientes.
El Poder Ejecutivo del Estado, por única ocasión, contará con 180 días para expedir el Programa Estatal de Movilidad. Una vez publicado este instrumento estatal, los municipios contarán con 120 días para expedir su Programa Municipal de Movilidad en los términos señalados. En igual lapso, deberán adaptar sus disposiciones reglamentarias de conformidad con lo señalado en el ordenamiento.
LOS CONCESIONARIOS. Las concesiones otorgadas bajo el imperio de las disposiciones que se derogan, continuarán su vigencia hasta su conclusión en los términos en que fueron otorgadas, de acuerdo con las obligaciones que esta Ley determina para los concesionarios, permisionarios, titulares de autorizaciones y operadores; serán exigibles desde la entrada en vigor de la presente normatividad y su incumplimiento será sancionado.
Las concesiones del transporte colectivo urbano que actualmente se encuentren en su período de vigencia conforme a las disposiciones que se derogan, podrán adherirse inmediatamente al SITMA (Sistema Integrado de Transporte Público Multimodal de Aguascalientes), siempre que los interesados cumplan con los requisitos señalados por esta normatividad.
Para ello, la Cmov (Coordinación de Movilidad) generará los programas de integración que resulten necesarios para operar sin demora la transferencia entre ambos sistemas.
Las personas físicas que actualmente detenten una concesión de transporte colectivo urbano, deberán integrarse en personas morales titulares de las concesiones SITMA, cuando tales entes reúnan los requisitos señalados en esta Ley.
En este caso, la titularidad de las concesiones ordinarias para operar el transporte colectivo urbano se extinguirá si se otorga la titularidad de la concesión SITMA a la organización.