MONTERREY, N. L.-Con Celso Piña en el escenario, nadie puede resistirse a su “acordeona” porque el ritmo que le pone a la cumbia hace brincar sin control los pies.
Anoche, “El Rebelde del Acordeón” fue la figura estelar para cerrar con broche de oro el Unifest en la explanada del Colegio Civil, en el marco del 85 Aniversario de la UANL.
Cientos de familias se reunieron frente a la avenida Juárez, entre Washington y 5 de Mayo, en el Centro de Monterrey para divertirse de manera gratuita en el festín que comenzó al mediodía con el trovador Óscar Chávez, la Sonora Dinamita y Circus Band.
Acompañado de su fiel Ronda Bogotá, el orgullo del Cerro de la Campana que ha contagiado con su cumbia a México, Estados Unidos y Europa, hizo su aparición estelar en el escenario.
Bastó que “el papá de los pollitos”, como presentaron a Celso, rascara a su “acordeona” para que hombres y mujeres, niños, jóvenes y adultos, incluso hasta los de la tercera edad, movieran el cuerpo a placer. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)