Con el registro de siete mil comerciantes ambulantes y tianguistas, tan sólo en el municipio capital, la Dirección de Mercados, Estacionamientos y Áreas Comerciales ratificó el veto de nuevos permisos dentro del polígono establecido para la zona Centro, aunque este 2018 se han registrado 180 nuevas solicitudes y sólo 40 han sido autorizadas para vender en la vía pública.

Israel Díaz García, titular de esta dependencia, ratificó el crecimiento de la actividad informal en la ciudad capital, el cual es un generador de autoempleo; tan sólo entre tianguistas suman 5 mil personas y otras 2 mil que se mueven dentro del comercio ambulante.

En entrevista, el funcionario aseveró que todos los tianguis que operan en la ciudad capital se encuentran abiertos a todas las autoridades correspondientes para la realización de operativos para combatir la piratería, la venta de productos robados o cualquier otra situación irregular.

Al ratificar que el comercio ambulante va en crecimiento, Israel Díaz García mencionó que en el primer filtro para otorgar un permiso nuevo en la vía pública para cualquier producto, los interesados son sometidos a un estudio socioeconómico para identificar si puede o no pagar un local comercial fijo.

“Ha crecido mucho la población que solicita y que redunda entre los 60 y 70 años de edad, quienes se encuentran jubilados y no hallan un trabajo formal en otro establecimiento, razón por la cual optan acceder a la actividad informal”.

Otro de los requisitos para otorgar algún permiso es que no se quieran establecer dentro de las vías principales como son las avenidas, tampoco fuera de instituciones públicas o religiosas, sin embargo, el Código Municipal establece que todos los permisos otorgados antes del 13 de diciembre del 2004 se respetarán en las mismas condiciones.

“Cuando los interesados cubren con los requisitos, su solicitud es analizada por una comisión integrada por la Dirección de Mercados, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Tránsito Municipal, quienes se reúnen cada jueves para dictaminar la viabilidad o no de cada proyecto, y si alguna dependencia de las tres se opone, se rechaza”, explicó.

De las 180 solicitudes captadas hasta el momento, una gran mayoría han sido rechazadas, pues mucha gente las busca para la zona Centro, la cual ha sido delimitada dentro de un polígono que en los hechos abarca un poco más de calles a lo que tradicionalmente se conoce como el primer cuadro citadino.

“Esto significa que sólo pueden laborar más allá de este polígono y deben cubrir diversos requisitos”, ratificó finalmente.