En lo que va de la gestión del secretario de Seguridad Pública, Antonio Martínez Romo, en un periodo de diecisiete meses, cinco elementos policiacos han perdido la vida por accidentes, en cumplimiento de su deber. Sin embargo, estas circunstancias lamentables no desalientan la llegada de nuevos elementos con vocación de servir a la ciudadanía de Aguascalientes.
El comandante Antonio Martínez Romo reconoció que el quehacer policiaco es peligroso desde la conducción de un vehículo, el manejo de las armas y en cualquier momento pueden presentarse situaciones que hacen perder a elementos valiosos.
Sostuvo que la función del policía es riesgosa y la gente que está en las corporaciones es por vocación y saben que en un momento dado estarán dispuestos a brindar su vida en beneficio de la población. Por lo pronto, se espera que en abril o mayo próximo se inicie otra generación con 100 nuevos elementos con ese perfil.
Ante los recientes sucesos, el titular de la corporación policiaca capitalina aseveró que se encuentran a la espera de que la Fiscalía General del Estado determine la responsabilidad del ex policía que ocasionó un accidente en el cual perdieron la vida tres policías municipales.
Sobre el uso de vía que tiene Ferromex para cruzar por la ciudad de Aguascalientes, el titular de la corporación mencionó que participa en un chat donde la empresa le informa cada día sobre los convoyes que pasarán por mancha urbana y rural, a fin de organizarse los operativos de vigilancia para evitar atracos o vandalismos a los trenes.
“Un promedio de hasta ocho trenes cruzan por día por el municipio capital, a los cuales se les ofrece protección en lugares complicados como Ojo de Agua y Constitución, para evitar que la gente aborde el ferrocarril y cometa actos de rapiña. Esos hechos se han minimizado al máximo”, concluyó.