José de Jesús López de Lara

Un policía preventivo logró frustrar un millonario robo a una gasera, cuando sometió a uno de los asaltantes que estaba amagando a una de las empleadas para despojarla de casi 2 millones de pesos en efectivo, que minutos antes había retirado de una sucursal bancaria.
Los cómplices que lo esperaban sobre el Blvd. a Zacatecas, lograron escapar en un vehículo Nissan Tsuru, color rojo, con placas de circulación sobrepuestas.
A pesar de que se implementó un fuerte despliegue policiaco, no se logró ubicar a los sospechosos.
Los violentos hechos se registraron el jueves por la tarde, en las instalaciones de una gasera ubicada en el Blvd. a Zacatecas, a la altura del fraccionamiento Trojes de Alonso.
Debido a que se presumía que los asaltantes que escaparon eran foráneos, durante la tarde y noche del jueves, varios grupos de policías ministeriales realizaron operativos de revisiones en hoteles, moteles y casas de huéspedes.
Asimismo, policías estatales reforzaron la vigilancia en la Central Camionera.
Quien ya se encuentra bajo custodia de agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME, es un peligroso delincuente identificado como Mauricio de 25 años, originario del municipio de San Juan del Río, Querétaro.
El fallido asalto se registró el jueves a las 4:20 de la tarde, cuando se reportó al Servicio de Emergencias 911, sobre la presencia de personas sospechosas a bordo de un vehículo Nissan Tsuru, color rojo, que estaba estacionado en una gasera con razón social “Dura Gas”, ubicada en el Blvd. A Zacatecas, a la altura del fraccionamiento Las Trojes.
Un policía preventivo de inmediato se dirigió al lugar señalado pero ya no observó el coche sospechoso.
Sin embargo, unas personas le comentaron que en el interior de la oficina se encontraba un sujeto extraño que momentos antes había bajado del vehículo Nissan Tsuru, cuyos demás tripulantes se habían dado a la fuga al momento de percatarse que llegaba la patrulla.
El policía preventivo se dirigió a la oficina de la gasera para investigar y en ese momento descubrió que el sujeto amagaba con una pistola tipo escuadra a una de las empleadas, a la vez que le arrebataba un bolso que estaba sobre un escritorio.
De inmediato el policía preventivo se abalanzó contra dicho individuo sin darle tiempo a reaccionar y trató de detenerlo, siendo que tras el forcejeo logró desarmarlo, cayendo al piso una pistola tipo escuadra.
Con el golpe contra el suelo, la pistola expulsó el cargador que estaba abastecido. En ese momento el oficial sometió y esposó al sospechoso que fue identificado como Mauricio de 25 años, originario de San Juan del Río, Querétaro.
Debido a que el sospechoso en todo momento opuso resistencia, con ayuda de uno de los empleados de la gasera el policía preventivo lo trasladó hasta la unidad policiaca.
En esos momentos llegaron más patrullas de la SSPM quienes aseguraron el lugar, mientras que otras unidades policiacas implementaron un operativo en búsqueda de los sospechosos, pero con resultados negativos.
En este despliegue policiaco también participaron policías estatales y policías ministeriales, además del helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal, que realizó sobrevuelos por una amplia zona del norte de la ciudad.
De igual forma arribó una ambulancia del ISSEA a fin de atender a la empleada que sufrió una crisis nerviosa por lo ocurrido.
Se logró establecer que el detenido forma parte de una banda de asaltantes de cuentahabientes y que el jueves por la tarde siguieron a la empleada de la gasera, después de que retiró aproximadamente 2 millones de pesos de una sucursal bancaria.