El día de ayer dio comienzo la nueva temporada de la Premier League, nuevos retos y nuevos desafíos esperan para los clubes ingleses que año con año buscan conseguir el campeonato.
Como primer partido, la liga inglesa tuvo un atractivo choque entre Manchester United y Leicester City; el Old Trafford fue el escenario del primer partido del nuevo torneo, y los dirigidos por José Mourinho lograron una importante victoria para así iniciar con el pie derecho.
Muy temprano en el encuentro, el francés Paul Pogba marcaría el primer gol de la temporada 2018-2019, portando la cinta de capitán; el campeón del mundo marcó de penal al minuto 3 y así abrió la lata en “El Teatro de los Sueños”.
A juzgar por el inicio de los “Red devils”, se esperaba un partido con muchos goles, pero después de algunas jugadas importantes en ambos arcos, el gol no cayó hasta casi finalizar el partido.
El segundo gol del encuentro también fue para el cuadro rojo, quien ya había avisado en algunas ocasiones, pero fue hasta el minuto 83 cuando Luke Shaw recibió un balón desde el otro lado del campo y con un movimiento extraño pero efectivo cruzó el disparo para así poner el 2-0.
Hasta los últimos instantes del encuentro, los de Leicester City aparecieron, con un disparo largo hacia la portería local, el balón pegó en el poste, pero con un David De Gea totalmente petrificado, Jamie Vardy aprovechó para tomar el rebote y así empujar el balón para recortar distancias.
Con esto el Manchester United obtiene sus primeros tres puntos del torneo y logró hacer estallar a la afición del Old Trafford, con la esperanza de tener una temporada exitosa tanto en Inglaterra como en Europa.

¡Participa con tu opinión!