Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

El fantasma del desabasto alimentario y de mercancías a nivel nacional cobraría fuerza a partir de este martes 10 de julio, cuando arranquen los operativos de inspección que pretenden sacar de las carreteras federales -salvo las de Aguascalientes-, a todos los transportes de doble remolque que no han cumplido con más de 40 nuevos requisitos para su circulación.
Así lo advirtió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Autotransporte de Carga (Canacar) Aguascalientes, Roberto Díaz Ruiz, al explicar que las nuevas disposiciones para permitir el uso de estas unidades fueron dictadas a inicios de año para un padrón estimado entre 60 mil y 80 mil vehículos de estas características.
No obstante, en la víspera del plazo establecido por las autoridades federales de Comunicaciones y Transportes, apenas se llevaba el cumplimiento por parte de cuatro mil unidades de doble remolque con todo el listado cumplido.
En entrevista, el empresario del ramo dijo que las unidades que ya cumplieron deberán portar engomados suficientemente visibles que acrediten la “Autorización Expresa” de la SCT para circular en caminos federales, pues de no hacerlo serán inmovilizados.
Destacó el riesgo existente de desabasto de alimentos y mercancías en general ya que según los números oficiales ni siquiera el 10% de las unidades que se calcula que existen en el país, han cumplido y los operativos los encabezará la Policía Federal, a la que se ha instruido la detención y aplicación de multas que van desde los 40 mil pesos en adelante.
Las revisiones que se llevarán a cabo incluyen desde la inspección de peso y dimensión, que no deberán superar las 74.5 toneladas y los 31 metros de longitud, respectivamente, hasta la licencia tipo E para conductores, implementos de fábrica y más de treinta puntos adicionales por unidad.
Roberto Díaz indicó que hasta el momento no hay aviso alguno que dé cuenta de la implementación de prórrogas, por lo que la afectación de la falta de transporte o en su caso, la inmovilización de unidades y multa a propietarios, hará daño a todos, transportistas, clientes y la población en general.
Finalmente, lamentó el retraso del sector para el cumplimiento de estas obligaciones, así como que el trámite sólo pueda hacerse en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Mexicali y Villa Hermosa, pues eso ha incidido en la poca respuesta de los transportistas para cubrir los requisitos.