Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

En el Senado de la República sigue pendiente la presentación de un paquete de reformas al Sistema de Justicia Penal Acusatorio, lo cual se podría hacer una vez que inicie el próximo periodo ordinario de Sesiones en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, mientras tanto, según los borradores que han sido filtrados, generarían un retroceso.
Así lo consideró el magistrado de la Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, quien resaltó que si bien lo que se conoce por ahora son meras filtraciones, sería conveniente recomendar cuidado sobre lo que en ellos se indica, dado que se correría el riesgo de volver a las confesiones de los acusados a base de tortura o arraigo ilegales por su naturaleza.
Se debe recordar que el sistema inquisitivo sobre el cual se trabajó en el pasado, fue precisamente lo que motivó al cambio de sistema, toda vez que había situaciones graves en la persecución del delito y si bien podría necesitar alguna perfección, de momento es inconveniente modificarlo, pues tiene pocos años de estarse implementando el actual.
Ahora bien, dijo, se debe tomar en cuenta que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio tiene pocos años funcionando y todo cambio requiere un desarrollo, análisis y perfeccionamiento, pero “no es correcto que a pocos años se quiera volver al sistema anterior, pues se quiso quitar porque había dejado de funcionar”.
Otro error que se pudiera cometer de llevar al Senado el borrador que se ha filtrado a través de redes sociales, es que podría regresar la designación de jueces y magistrados por parte de los miembros de los consejos de la Judicatura, es decir, ya no habría exámenes de oposición que avalen sus conocimientos y habilidades para desempeñar esos cargos.
“Al menos así está la propuesta, y como tal se ocasionaría que esos cargos para la impartición de justicia fueran politizados y con esto, sin duda, se acabaría la carrera judicial sobre lo que se trabajó y eliminó hace varios años”.
El magistrado de la Sala Penal apuntó que uno de los grandes vicios que se tuvo con el anterior Sistema Penal, fue el abuso de la obtención de confesiones a través de medios indebidos, como la tortura y ahora, lo que se busca es darle valor al proceso mediante pruebas que se obtengan de manera lícita.
Lo que se ha pedido insistentemente es mantener fuera de la justicia la figura del arraigo, que también fue retirado por las severas críticas que se tuvieron cuando existió, “es una figura que ha sido declarada inconstitucional aún en el sistema anterior”.

Así lo dijo:

“…El arraigo es figura declarada inconstitucional aún en el sistema anterior”.