Ante la viabilidad de crecer en dos mil o tres mil hectáreas la zona de riego en la producción de forrajes suministrados desde la Presa de El Niágara, el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial de Aguascalientes, Manuel Alejandro González Martínez, anunció que se desarrolla una estrategia para aprovechar el líquido que se genera en las plantas de tratamiento y poderlas distribuir a los campos de cultivo antes de que lleguen a la presa.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario estatal señaló que hay que crecer en la tecnificación de las unidades de riego como en la Presa de El Niágara, la cual siempre está llena y desbordando agua, a causa de que ahí cae toda el agua tratada de la ciudad, motivo por el cual se quiere crecer esa unidad para la producción de forrajes.

Explicó que todas las plantas de tratamiento en el estado se utilizan al 100%, con excepción de la del sur, y muchas de ellas se usan con riego rodado; pero cuando no se tecnifica el riego, se deja de aprovechar bien esa agua, por lo que por sistema de aspersión se podría regar el doble de la superficie que con riego rodado.

Incluso, si fuera por goteo se podría regar tres veces más de la superficie de cultivos. Ahí se encuentra el reto que requiere la colaboración de la Conagua, Inagua y la Sedrae en tecnificar las unidades de riego, en especial todas las plantas de tratamiento y así se aproveche esa agua al 100%. En el caso de la presa de El Niágara, se podría crecer en dos mil o tres mil hectáreas, por la gran cantidad de agua que ahí se tiene.

Sin embargo, existe una limitante por la concesión que se tiene con los usuarios de la presa en el volumen de agua, está topada desde 1960, es una concesión que da Conagua a los usuarios o productores, pero en aquella fecha no se sabía los volúmenes de agua que ahora le llegan a la presa, suficiente para ampliar las zonas de cultivo.

Frente a la veda que aplica la Conagua, dijo que se ve la manera de aprovechar esas aguas antes de que lleguen a la presa, ya que mientras se extraiga el agua dentro de las plantas de tratamiento o de los ramales de distribución de la ciudad, le pertenecen al estado, pero una vez que entran en la presa son de disposición federal.

¡Participa con tu opinión!