La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y discapacitante que afecta a las personas adultas mayores. Carolina Bernal López, presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, comentó que en la población mayor de 60 años, un 25% tiene osteoporosis y en los mayores de 70 el porcentaje aumenta hasta en un 50%.

Destacó que la osteoporosis es la disminución de la densidad mineral ósea, la cual provoca cambios en los huesos y lleva como consecuencia a fracturas, siendo un problema muy frecuente en los adultos mayores.

La presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes subrayó que varios factores pueden relacionarse con la osteoporosis, tales como el ser mayor de edad, el ser mujer, el tener un índice de masa corporal bajo (es decir, ser muy delgado), factores genéticos, el ser sedentario, tener una ingesta baja de calcio el cual debe ser de 1 a 1.5 gramos al día, una menopausia temprana en las mujeres, o bien la ingesta de medicamentos como la cortisona y sus derivados, o medicinas para la epilepsia, así como la ingesta de alcohol, tabaco, cafeína y refrescos en exceso.

Bernal López destacó que lo que más preocupa en la osteoporosis son las fracturas, que se pueden presentar en los adultos mayores, donde la más frecuente es la de cadera, seguida de la vertebral a nivel de columna torácica y lumbar así como la de muñeca.

La presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes estableció que el mantener una actividad física, como caminar durante 30 minutos, o bien hacer bicicleta, natación, aunado a una adecuada alimentación que contenga calcio tales como la leche y todos sus derivados, frijoles, el amaranto, la chía, las almendras, las nueces, la tortilla, el charal o el pescado seco así como suplementos y el consumo de la vitamina D, ayudan a prevenir la osteoporosis.

Carolina Bernal reconoció que esta enfermedad es sintomática y sólo a raíz de una fractura es cuando se desencadenan las problemáticas. De ahí que recomendó que en el caso de los adultos mayores es necesario que soliciten a sus médicos que cada año les realicen un estudio de Densitometría Ósea, que se ofrece en cualquier sistema de salud, sea IMSS, ISSSTE y Seguro Popular, el cual no es doloroso y permite conocer la calidad de los huesos y diagnosticar este padecimiento.

“Con este estudio se puede diagnosticar si el paciente tiene osteopenia u osteoporosis. Y ya una vez con el resultado se puede establecer el tratamiento específico para disminuir el riesgo de fractura”.

¡Participa con tu opinión!