Mientras que en Aguascalientes sólo el 1.2% de la población de 15 años y más desarrollan una ocupación relacionada con las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), en Baja California Sur es el 0.5% y en la Ciudad de México, el 18.1%.

Las TIC son consideradas como herramientas fundamentales en muchos de los ámbitos del quehacer humano. Surgieron desde 1958 en Estados Unidos de América, utilizando las computadoras como vía para el desarrollo educativo. Han contribuido de manera significativa a mejorar la forma de trabajar, comunicarse, administrar, transmitir, desarrollar, vender y divertirse, mejorando procesos, costos y tiempos, pues prácticamente están en todas las áreas del quehacer humano.

DEMANDA LABORAL. Las TIC han revolucionado la forma de concebir el trabajo: los procesos de automatización derivados de su uso han llevado a la creación de nuevas ocupaciones y a la desaparición de algunas otras.

Hoy en día, en muchas industrias se pueden generar grandes volúmenes de producción con relativamente pocos trabajadores, y esto se debe al avance de las TIC por medio de la automatización.

Ocupaciones como desarrollador para IOS o Android, auditor, analista, arquitecto de Big Data, especialista en inteligencia de negocios, experto en ciberseguridad, científico de datos, analista de malware y hacker ético, entre otras, son de las más demandadas en el mercado laboral de las TIC.

LOS QUE VIVEN DE LAS TICS. El INEGI, mediante la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) con información del cuarto trimestre de 2018, la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016 y de la Encuesta Intercensal 2015, ofrece un panorama de los principales aspectos demográficos y sociales de quienes se ocupan en las TIC, considerando su situación demográfica y social, aspectos laborales, nivel de ingresos y educación, entre otros.

Al cuarto trimestre de 2018 son poco más de 752 mil las personas ocupadas relacionadas con las tecnologías de la información y de la comunicación en el país; su edad promedio es de 36.3 años; 83% son hombres y 17% mujeres.

De cada 100 personas ocupadas en las TIC, 76 trabajan por su cuenta, 20 laboran en forma subordinada y remunerada, tres son empleadores y uno trabaja sin recibir remuneración alguna.