Con la existencia de setenta y seis asentamientos humanos irregulares en el municipio de Aguascalientes, los cuales reciben de una u otra forma los servicios básicos de agua potable y alumbrado público, el secretario de Desarrollo Urbano, Adrián Castillo Serna, informó que sólo seis se encuentran actualmente en el proceso de acompañamiento institucional para que migren a lo regular.

Sin embargo, advirtió que existe un asentamiento humano irregular sin posibilidad de entrar a un proceso de formalización por encontrarse en zona de alto riesgo de inundación, el cual es El Chiflido, al que se le ha ordenado por escrito que sea desalojado.

Para el resto de los asentamientos, el funcionario mencionó que existen posibilidades de que se puedan consolidar, pero se necesitan los estudios técnicos para analizar y dictaminar si son viables o no. “Por ahora se tienen espacios humanos irregulares no convenientes y es una realidad que debe ser atendida”, enfatizó.

A partir de la publicación de la nueva Ley General de Asentamientos Humanos, dijo que se impondrá prisión a aquellos que incentiven la promoción de esta infraestructura irregular, donde la autoridad municipal será tajante al igual que se ha dado la mano a aquellos que desarrollan espacios habitacionales dentro del marco legal.

En la reciente reunión del Comité de Desarrollo Urbano y Rural Sustentable, Adrián Castillo Serna informó que se ha autorizado la regularización del asentamiento humano La Antorcha Popular, que se ubica en el antiguo camino a San Luis Potosí, ahí habitan unos 60 pies de casa, quienes deberán cumplir con una diversidad de estudios técnicos y se les ofrecerá apoyo para que realicen los trámites correspondientes.

El secretario de Desarrollo Urbano Municipal advirtió que a aquellos asentamientos humanos irregulares ubicados en zonas de riesgo simplemente no se les permitirán quedarse ahí, tendrán que reubicarse en otros espacios seguros y ahí acogerse al programa de “camino a tu patrimonio seguro”.

Agregó que se aplicará cárcel a aquellos que vendan, incentiven o promuevan estos asentamientos, así como a las autoridades que sean comparsas de estas infraestructuras irregulares.

Finalmente, mencionó que los seis asentamientos humanos irregulares que emprendieron un proceso de formalización, están siendo acompañados por autoridades de los tres niveles de Gobierno, cuya labor es subsidiaria, pues no se hará la tarea que le corresponde a cada una de las personas que habitan en esos espacios.

“Existen desarrollos habitacionales irregulares que van de las 30 hasta las 300 familias, quienes enfrentan una diversidad de situaciones que deben ser atendidas de modo particular”, puntualizó.

¡Participa con tu opinión!