A pesar del atorón económico que vive México durante este año, Aguascalientes no ha estado tan mal y es una de las seis entidades que se salva en materia de desarrollo. Sin embargo, se hace necesario diversificar las exportaciones hacia otras latitudes, ante la incertidumbre de la ratificación del T-MEC por parte de Estados Unidos, así lo señaló la delegada regional de la Asociación de Importadores y Exportadores de la República Mexicana, Angélica Ortega Treviño.
La especialista comentó a El Heraldo que, para el segundo trimestre del año, Aguascalientes logró un despunte del 0.9%, que aunque no es significativo, resulta importante si se compara con el nulo crecimiento que presentaron la mayoría de los estados durante este periodo.
Estableció que el sector automotriz sigue creciendo y los aguascalentenses han estado aprovechando la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y México está proveyendo de insumos a la Unión Americana, lo que ha hecho que las exportaciones aumenten entre un 6 y 7%. En cuanto al sector agrícola, éste ha tenido un repunte interesante en productos que no se habían tenido y aunque Estados Unidos ha sido un punto complejo por las regulaciones impuestas, se han tenido casos exitosos de empresarios aguascalentenses que están exportando a Europa, a Asia (China) y a los Emiratos Árabes.
Apuntó que ante la incertidumbre de si pudiera firmar o no el T-MEC para el 2020, los empresarios deben perder el miedo ante lo complicado de la situación económica nacional y mundial y evitar rezagarse. “Deben pensar que su negocio puede tener éxito y seguir pensando en otros mercados. Hay mucho dinero en otras partes del mundo. Los productos de Aguascalientes son de alta calidad, tenemos productos que no existen en otros lugares y esos son los que hay que empezar a aprovechar”.
En cuanto el Tratado Comercial con Estados Unidos, recordó que de entrada el TLCAN sigue vigente y en caso de no aprobarse el T-MEC, México puede atenerse a las reglas arancelarias de la Organización Mundial del Comercio que protegen al país en esta materia. “Creo que ha sido más la incertidumbre la que está afectando a los empresarios, esa idea de qué puede pasar si no se ratifica el T-MEC, pero que es más por esa situación de incertidumbre que en realidad lo que pasaría en caso de que no se llevase a cabo”.