El Gobierno mexicano es el peor enemigo del salario de los mexicanos, consideró el dirigente estatal de la CROM, Jesús Enrique Ramírez Pérez. De acuerdo a un informe publicado por la OCDE, el trabajo mexicano se paga en 14.63 dólares, muy por debajo de la media, la cual es de 50.21 dólares. Además de que los trabajadores mexicanos ganan menos que los de Chile, donde se paga un promedio de 20.51 dólares.

El dirigente de la CROM en Aguascalientes resaltó la resistencia del Gobierno mexicano para aumentar los salarios en el país, en aras de no perder competitividad. Sin embargo, dijo que hoy se pone de manifiesto esta situación en las renegociaciones del Tratado en donde, paradójicamente, hoy los gobiernos de Estados Unidos y Canadá se convirtieron en los principales aliados de la clase trabajadora mexicana presionado fuerte a México para que suba los salarios.

El líder obrero comentó un informe de Moody’s que señala que de 2001 a 2015, los salarios mexicanos por hora en dólares estadounidenses crecieron sólo un 9%, menos que en Estados Unidos y muy por debajo del aumento de 120% que se tuvo en Brasil. Adicionalmente, y de acuerdo con la agencia internacional de noticias Reuters, los líderes sindicales de Estados Unidos y Canadá dicen que las normas laborales más laxas y los bajos salarios en México han aumentado los beneficios corporativos a expensas de los trabajadores de sus países.

“El sindicato Unifor, el mayor de la iniciativa privada en Canadá, que incluye a las industrias automotriz, energética y de telecomunicaciones, insistió que si México no estaba de acuerdo en mejorar los estándares laborales, el TLCAN debía de ser desechado, tema en el que no estuvieron de acuerdo los empresarios ni políticos mexicanos, quienes argumentaron que los salarios y derechos laborales son aspectos que cada país resuelve internamente”.

Para finalizar, Ramírez Pérez destacó que, por fortuna para la clase trabajadora, será inevitable para el país aumentar los salarios y ponerlos en perspectiva internacional para que, en términos de mano de obra, México deje de ser ese paraíso que ha sido en las últimas décadas, a costa del sacrificio de la calidad de vida de millones de mexicanos por muchas generaciones.

¡Participa con tu opinión!