En Aguascalientes, el consumo per cápita de carne asciende a diecinueve kilogramos por año, cuyo comportamiento se ha mantenido en los cinco últimos años al no incrementarse el poder adquisitivo en la población, informó el presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba.
“Hoy en día, el 30% del consumo de carne ya son los cortes finos, los cuales representan el 70% del valor total de una canal. A diario se registra una matanza de 200 canales en Aguascalientes y cada una aporta 300 kilogramos de carne, que se traduce en 60 mil kilogramos que se comercializan en la ciudad”.
Aclaró que cada día se sacrifican alrededor de 800 a 900 animales diarios, donde unos 600 o 700 se comercializan en otras ciudades del país como Guadalajara, Monterrey, Ciudad de México, Acapulco, entre otros.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la UGRH precisó que el 70% de la carne de una canal no son cortes finos y esa se comercializa de modo normal, es la más barata, a diferencia de la otra que sí tiene un valor más elevado.
Guzmán de Alba mencionó que el consumo per cápita se mantiene entre 17 y 19 kilogramos de carne por año y esto se ha observado en el último lustro, aunque otros países como Argentina tienen un consumo por persona que asciende a 70 kilogramos por año, y en Estados Unidos el promedio es de 55 kilos.
“Al comparar estas cifras se concluye que México tiene un bajo consumo de carne, pero ya se ha sostenido, ya no ha bajado más de esos niveles, aunque sí hubo un tiempo en que se consumieron hasta 25 kilogramos per cápita, pero fue disminuyendo considerablemente hasta quedar en un promedio de 18 kilos”.
Finalmente, el dirigente de la UGRH reconoció que la carne se volvió cara para el poder adquisitivo de los mexicanos, aunque en sí no es caro este alimento si se compara con otras regiones del mundo; y aunque la gente de este país no dispone de mayores ingresos, se ha mantenido un comportamiento per cápita a favor del gremio ganadero.

¡Participa con tu opinión!