Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De no cumplirse los estimados de crecimiento económico y recaudación fiscal, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) utilizaría la mitad del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP), aseguró el subsecretario Gabriel Yorio.
A finales de 2018 el saldo del FEIP fue de 279 mil millones de pesos. Durante 2019, debido al menor crecimiento económico, se utilizaron 156 mil millones, mientras que entraron 35 mil millones.
El «colchón» para sortear caídas en los ingresos en 2020 es de sólo 158 mil millones de pesos. De no cumplirse de nuevo las expectativas se utilizarán hasta 80 mil millones, afirmó Yorio.
Este fondo tiene como finalidad acumular recursos que pueden ser usados cuando no se logran los ingresos estimados a principio de año, mismos que se determinan con base en el crecimiento económico y otras variables estimadas por la Secretaría de Hacienda, como el tipo de cambio o el precio del petróleo.
El estimado de crecimiento de Hacienda es de 2 por ciento para 2020, un nivel por arriba de las previsiones de especialistas.
«Para 2020 hicimos una estimación de si el crecimiento fuera menor, al tipo de cambio que establecimos en los criterios y en el paquete, podríamos utilizar 80 mil millones más del FEIP, esto va a depender de la evolución de la economía, pero esto sería el peor escenario», explicó.
La Secretaría ha mencionado su intención de cambiar la operación del Fondo, con el fin de convertirlo en una herramienta contracíclica, es decir, para proyectos de infraestructura que detonen el crecimiento, para lo cual será necesario adecuar la Ley que lo regula.
Yorio dijo además que la Secretaría de Hacienda ya cuenta con el borrador de reforma para el FEIP y que se tendrá que discutir con calificadoras y legisladoras para luego mandarlo al Congreso.

Atención sanitaria
El subsecretario Yorio expuso que la dependencia mantiene una vigilancia sobre el esparcimiento del coronavirus para determinar la prudencia de destinar gasto a la contingencia del mismo.
«Estamos monitoreando como se hará el despliegue de la contención de esta enfermedad. Si recordamos, México tomo medidas muy precautorias para que no se esparciera, esto obviamente afectó la actividad económica», indicó.
«Nos preocupa que ha habido casos donde los síntomas no se han reflejados, lo que ha hecho más difícil que los países tengan una política de contención de la enfermedad».