Establecimientos afiliados a la Cámara Nacional de Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) buscarán tener mayor representatividad en el perímetro ferial. Al tratarse del evento turístico más importante del estado, se convierte en un escaparate para atraer nuevos clientes y recuperar parte de las contracciones en ventas, registradas a principios de año.
El presidente de Canirac, Claudio Innes Peniche, explicó que restauranteros en breve buscarán acercamiento con las autoridades correspondientes para la obtención de permisos y poder iniciar los trabajos de rehabilitación o en su caso montar los establecimientos que habrán de funcionar durante el periodo ferial.
Agregó que en contraparte, algunos establecimientos más, principalmente bares, llegan a cerrar durante el periodo de feria, derivado de las bajas ventas que registran a lo largo de esas semanas.
A pesar de tratarse de un escaparate importante, al igual que el sector comercio, la industria restaurantera pidió que existan también diversas actividades en la zona centro, para que la derrama económica no solamente se concentre en el perímetro ferial, sino que incluso se pueda esparcir.
La representación de establecimientos afiliados a la Canirac, permitirá también ofertar una importante cantidad de empleos temporales bien pagados.
“Estamos hablando que el tiempo de Feria nos permite elevar en algunos casos ventas y en consecuencia contribuir en la generación de empleos. Ya estamos en pláticas con el Patronato y en breve se comenzará a intervenir en la zona para que los negocios sean montados y estemos listos. Tenemos grandes expectativas”.