Alerta la CROM que una eventual imposición de aranceles al acero de hasta 25%, como lo ha expresado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afectaría a las ensambladoras automotrices y al empleo en Aguascalientes. Su dirigente, Jesús Ramírez Pérez, llamó a los trabajadores de este sector a conservar sus empleos y a esmerarse más e incrementar la productividad.
“No es complicado pensar que, al ser el acero el principal componente de un vehículo, el impacto será devastador, sobre todo en temas de productividad y de generación de nuevos puestos de trabajo”.
Jesús Ramírez Pérez destacó además que mucho del acero que se emplea en la industria proviene de Asia, de donde llegan piezas de acero listas para su colocación en la línea de ensamble, por lo que seguramente se comenzaría a disminuir el consumo de este metal que viene de Estados Unidos, para compensar la potencial alza en los precios de los automóviles, derivado de este arancel que planea imponer Donald Trump, como una medida desproporcionadamente proteccionista a su industria nacional.
Por lo anterior, hizo un llamado a los trabajadores del sector automotriz y de autopartes, a conservar sus empleos, a esmerarse más y a incrementar la productividad como una medida para que la industria automotriz dé la batalla comercial contra Estados Unidos.
“Sabemos que la planta Nissan ha bajado este año un 5% la producción de automóviles, lo cual quiere decir que hay una baja en la demanda; podemos hablar a nivel mundial de automóviles nuevos, a nivel estatal y nacional también está comprobado que ha bajado en un 20 o 25% y sabemos que los mexicanos somos altamente productivos y capacitados para hacer cualquier tipo de trabajo”.