Apenas iniciaron el viernes pasado las campañas políticas y ya se escuchan voces que reprueban a candidatos y candidatas por no tener un plan definido sobre tal o cual tema, al mismo tiempo hay otros que en la búsqueda de reflectores anuncian que les exigirán firmar para que en caso de ganar apliquen sus rogativas.

Aunque no es algo nuevo, porque siempre ha habido los que quieren orientar los actos de los aspirantes, esta vez se adelantaron ya que en la mayoría de los casos el proselitismo inició el domingo, por aquello de respeto a los días santos, consecuentemente no hay un conocimiento amplio de los programas que cada quien tiene previsto, de lo cual se tendrá una idea clara una vez que transcurran las semanas.

El catedrático universitario Luis Ricardo Ramírez Mendoza aseguró que los postulantes a puestos de elección popular asumen cargos con una mínima representatividad ciudadana, en función que más de la mitad de los inscritos en el Padrón Electoral no acudan a votar, sin embargo no es culpa de los candidatos que una parte de los convocados no concurran a las urnas, ya que una de las libertades que tiene todo habitante en un sistema democrático es ir o no ir a elegir y si opta por no hacerlo deja que otros lo hagan por él, pero el resultado de la votación es legítimo y quien ganó, así sea por escaso margen, tiene el respaldo que otorga la ley, de que triunfa el que obtiene el 50% más uno de los votos.

A nivel nacional expertos sostienen que la poca credibilidad en los aspirantes a la Presidencia de la República se debe a que no son precisos en sus propuestas, que en las precampañas e intercampañas sólo abordaron generalidades o no tiene basamento sólido en lo que dicen, por lo que “han dejado mucho que desear”, empero las campañas están en la etapa de arranque, por lo que falta mucho para saber cuáles son sus compromisos y qué es factible llevar a cabo, de lo que la sociedad debe estar atenta para aceptar o rechazar sus postulados.

Por su parte, el autonombrado grupo defensor de la familia anunció que va por la firma de los candidatos al Congreso de la Unión para comprometerlos a que aplicarán las políticas que promueven, con la advertencia de que difundirán los nombres de los que sí aceptaron, y lógicamente quedarán como “enemigos de la familia” aquellos que no lo hicieron. Sobre el particular es importante recordar que los cambios que se hacen a las leyes no es obra de uno o dos senadores o diputados, sino de la mayoría, por lo que los 128 senadores y 500 diputados definen la votación final, lo que no significa que en algún momento algunos de ellos hayan traicionado un pacto suscrito, simplemente que deben sujetarse a lo que decidió el quórum.

Más apegado a la realidad, el vocal ejecutivo estatal del Instituto Nacional Electoral (INE), Ignacio Ruelas Olvera calificó el pasado 17 de marzo de “irresponsable” la frecuencia con que la gente culpa de sus males a los políticos, sin aceptar que éstos son parte de la misma sociedad “a la que pertenecemos todos y por tanto compartimos esa responsabilidad con ellos”. Refirió que la democracia es un estilo de vida, “un estilo de vida que no se define estrictamente por el voto libre, sino que es una participación activa de la sociedad en la creación de nuevas instituciones y el fortalecimiento de las existentes”. Ciertamente, no hay ni puede haber separación entre políticos y ciudadanos, lo que cabe en todo caso es exigir a quienes encarnan a la colectividad que se apeguen estrictamente al papel que corresponde a su investidura y tengan presente que lo que hagan o dejen de hacer irá a favor o en contra de todos, incluyéndolos a ellos.

Dentro de 86 días se tendrá una reflexión exacta de lo que planteó cada aspirante, por lo que no hay que adelantar vísperas ni pretender vituperar hoy a los que está en el entarimado. Hay que darles tiempo para que se explayen.

AÚN ES POSIBLE

En el gobernador del estado Martín Orozco Sandoval está reavivar el programa de inclusión educativa para niños y niñas con diversas patologías, dándole un nuevo enfoque a este sector que por una u otra razón no ha encontrado el apoyo necesario para desarrollarse y alcanzar las metas a que tiene derecho.

Hace justamente 14 años que el hoy titular del Poder Ejecutivo, en coordinación con el Comité Municipal del DIF, puso en marcha esta labor: lograr que varias escuelas públicas del oriente de la ciudad matricularan a alumnos con algún problema, sea psicomotricidad o cualquier otro trastorno, lo que aun cuando significaba un mayor esfuerzo de los docentes, ya que no tenían la capacitación necesaria para atenderlos, compartieron la experiencia.

La cuestión fue que MOS lo hizo en el último año como alcalde, por lo que a su sucesor simplemente no le interesó darle continuidad y lo que prometía ser un ejemplo a nivel nacional quedó truncado, sin que desde entonces hubiera una administración que retomara la idea, en tanto los padres de familia siguen luchando porque sus hijos reciban la atención que merecen.

Aunque hay instituciones que se dedican a la atención de niños y niñas con alguna enfermedad que requiere cuidados especializados, no hay un programa de acoplamiento en las escuelas, en donde tengan cabida como cualquier otro alumno y aunque presenten alguna deficiencia visual, de movimiento e incluso de rezago intelectual, la inclusión y tolerancia ayuda a darles nuevas y mayores herramientas para forjar su futuro.

De la misma manera contribuye a que sus compañeros tengan un enfoque diferente de la vida y reconozcan que en cada familia hay personas distintas y tengan como ejemplo ese esfuerzo, en que es posible alcanzar las metas que se propongan.

Es fundamental que la sociedad esté informada de lo que significa la decisión inquebrantable de las familias que tiene a uno de sus miembros con alguna dificultad en su organismo, que con el apoyo de papás y hermanos en primer término y luego en la escuela puede ayudarles a elevar sus capacidades a mejorar su lenguaje, comunicación e interacción social.

Se entiende que poner en marcha el programa no es sencillo, porque no bastará con darles cabida en las instituciones educativas sino que se deben capacitar a los profesores, hay que armonizar los servicios con que cuente cada plantel y ante todo, que los compañeritos entiendan el papel tan importante que tienen de procurarles su lugar, no de privilegio o prelación sino aceptarlos como uno más del salón.

El tiempo apremia, por lo que en estos 54 meses que restan a su administración, el mandatario puede rescatar este método y dejar un legado de alcances excepcionales.

OBLIGAN A SEDESOL

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) envió a las delegaciones estatales la orden de que a partir del 30 de marzo y hasta el 1 de julio, deben evitar cualquier acto que pueda romper con la imparcialidad de la dependencia durante el proceso electoral. Mediante oficio establece que el personal no podrá utilizar los medios de comunicación, incluidas las redes sociales, para promover o influir el voto a favor ni o en contra de un candidato. La propaganda gubernamental no podrá difundir logros de gobierno, obra pública, e incluso, emitir información dirigida a justificar o convencer a la población de la pertinencia de una administración en particular, apunta el escrito. Asimismo, los servidores públicos no podrán condicionar, amenazar o suspender la entrega de recursos de programas para forzar el voto, y tampoco podrán obligar a los beneficiarios de programas a que asistan a un evento proselitista o prometer recursos públicos a cambio de acudir a un evento o votar por un candidato. Los funcionarios no deberán acudir a eventos proselitistas durante su horario de trabajo, y los candidatos no podrán acudir a ningún evento relacionado con la dependencia. Durante el período electoral está prohibido recoger o retener credenciales de elector, además de dar de alta o de baja a beneficiarios de los programas sociales, por lo que las altas y bajas de beneficiarios deberán suspenderse durante el período de las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral y se detendrán las entregas de programas sin padrón de beneficiarios, como el 3×1 para Migrantes, lo mismo que las reuniones masivas con beneficiarios. Están avisados y a lo que se exponen si se descubre que no acataron lo mandado.

¡Participa con tu opinión!