La delincuencia común, creciente en el estado, está saliendo muy cara a comerciantes y patrones, reprochó el presidente de Canaco Aguascalientes, Rubén Berumen de la Cerda, al advertir que además de las pérdidas por asaltos en negocios y a las personas, se invierte un número importante de horas-hombre en acudir a levantar denuncias a ver si se recupera algo.
Aseguró que las pérdidas son enormes porque nadie frena los asaltos en todas sus modalidades, lo cual es atribuible a que no hay personal suficiente en las corporaciones, particularmente en la Policía Estatal, y el que hay requiere mayor capacitación.
“El caso es que en cada asalto se generan varias pérdidas, por una parte, el robo de mercancía, equipo, efectivo y daños a los negocios, además de la afectación cuando se trata de las personas”.
Pero, además, los patrones terminan pagando no solo eso, sino también una fuerte inversión en horas-hombre, porque si le robaron el negocio tiene que ir a presentar la denuncia personalmente.
O bien, si el robo se hizo en contra de algún empleado, es necesario otorgarle el permiso en horas de trabajo para que acuda a levantar las actas correspondientes en la Fiscalía General del Estado.
“La inversión de tiempo es además considerable porque a nadie atienden en media hora, sino que se tienen que estar ahí dos o tres horas, a veces más tiempo, y entonces se dejó de trabajar y eso también merma”.
Berumen de la Cerda indicó que las pérdidas por la inseguridad que priva en Aguascalientes son muchas y las autoridades deben fortalecer su lucha para combatirla desde todos los frentes, porque la ciudadanía ya está dispuesta a actuar y no es lo más conveniente.
“Antes de eso, hay que contratar al personal que se requiere, capacitarlo bien, mejorar los tiempos de atención a las víctimas de delitos, porque de otra manera la advertencia que se ha hecho en diversos grupos sociales sobre la justicia por propia mano, se extenderá y eso será en detrimento de la propia sociedad aguascalentense”, concluyó.