Desinterés de nuevas generaciones por estudiar contaduría pública ha generado un déficit de contadores en la entidad, afirmó Octavio Rábago Franco, presidente del Colegio de Contadores Públicos; agregó que existe la percepción de que esta profesión es aburrida y que no conlleva más retos que sentarse detrás de un escritorio, lo cual ha propiciado que la matrícula de contadores públicos haya ido a la baja.
Sostuvo que la realidad en el ámbito profesional es muy distinta, pues hay egresados de contaduría pública que llegan a desempeñarse en puestos muy importantes, como contralores, directores de finanzas y cargos públicos de primer nivel, sin embargo, a pesar de ello ha decaído el interés por estudiar dicha carrera.
Octavio Rábago mencionó que para revertir la percepción errónea que se tiene de la contaduría pública, el cuerpo colegiado que encabeza está buscando acercamientos con estudiantes de educación media para darles a conocer los atractivos y beneficios de estudiar la carrera.
Comentó que también han comenzado a tener acercamientos con universidades públicas y privadas, para impulsar una campaña entre los universitarios que ya están cursando la carrera, para que tengan un panorama más amplio de la contaduría pública y no abandonen sus estudios.
Finalmente, el presidente del Colegio de Contadores Públicos informó que ya han firmado convenios con algunas universidades, con el fin de que los jóvenes estudiantes se incorporen al Colegio de Contadores Públicos, para que al mismo tiempo que cursan sus estudios, vayan adquiriendo conocimientos sobre la vida profesional.

¡Participa con tu opinión!