Un hombre llegó a pedir comida a un coto privado ubicado en el fraccionamiento Villa Sur, lugar donde los habitantes celebraban una posada.
Una vez que le dieron algo de comer, la persona se retiró hacia la esquina de la avenida Flor de Noche Buena y la calle José Escrivá de Balaguer, donde repentinamente cayó muerto.
Estos trágicos hechos se registraron el jueves a las 19:55 horas.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos de la unidad 0623-B1 y la ambulancia AGS-021 de la Cruz Roja.
Cuando los paramédicos revisaron al hombre, se dieron cuenta de que ya había fallecido, aparentemente a consecuencia de un paro cardiaco.
Hasta el lugar donde quedó el cadáver del desconocido arribó personal de Servicios Periciales, agentes del Grupo Homicidios de la PME y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
La persona fallecida, de aspecto indigente, contaba entre 65 y 70 años, vestía un suéter en vivos rojo y una gorra en color negro, así como una chamarra a cuadros y un pantalón negro.
Se logró establecer que minutos antes, esta persona llegó al Coto Viscaña que se ubica en el fraccionamiento Villa sur, lugar donde los habitantes de ese lugar estaban celebrando una posada.
El desconocido les pidió a los vigilantes comida, por lo que uno de ellos fue con los organizadores de la posada y momentos después regresó con un plato conteniendo alimento.
Una vez que se lo entregaran, el hombre se retiró a ingerir el alimento, pero cuando llegó a la avenida Flor de Noche Buena y esquina con la calle José Escrivá de Balaguer, repentinamente se desvaneció y quedó inconsciente, por lo que los vigilantes de inmediato llamaron al C-4 Municipal.