Llama la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, a poner una solución cuanto antes al asunto de los asentamientos humanos irregulares, situación presente en los 11 municipios, señaló su presidente Mario Santamaría Orozco.
Comentó que en una reunión que sostuvieron en días pasados en la Secretaría General de Gobierno, tocaron dicho tema y fue revisada la mejor forma de atacar tal problemática, la cual, dijo, debe hacerse con el apoyo de los tres niveles de Gobierno: Estatal, Federal y con cada una de la presidencias municipales.
Santamaría Orozco señaló que lo que está sucediendo es que muchos ejidatarios son objeto de fraude de personas que se acercan con ellos, con la promesa de que les van a regularizar, cuando en la realidad la propia Secretaría General de Gobierno dio a conocer a la AMPI que al día de hoy no hay un programa activo de regularización.
“Sí hay intenciones del gobernador, pero no están establecidas todavía en un programa, por lo que le pedimos a la Secretaría General que nos den la mejor información, lo más transparente posible y a la brevedad posible, y que realmente en algún momento haya un esfuerzo que encabece alguno de los órdenes de Gobierno”.
Asimismo, indicó que esta situación afecta directamente a los inmobiliarios, toda vez que hay ejidatarios que se acercan con ellos con la intención de promover sus tierras para la venta, pero al no tener la certeza jurídica, los agentes no pueden manejar los inmuebles.
Por lo anterior, el presidente de la AMPI Aguascalientes llamó a las autoridades de los tres órdenes de Gobierno a poner cartas en el asunto y agilizar estos procesos; “que realmente se convierta en un patrimonio de las personas y no sean sólo papelitos de defraudadores que andan por ahí circulando, que no tienen ninguna certeza”, finalizó.