Tras el anuncio del apoyo económico a las escuelas por parte del Gobierno del Estado, la presidenta de la AEPF, María Elida Gutiérrez Padilla, solicitó el apoyo de quienes administrarán los recursos del Proage a través de los Consejos Escolares de Participación Social, a fin de trabajar en coordinación con las mesas directivas de padres de familia, en beneficio de los planteles y la comunidad escolar.

Aseveró que “no deben existir pleitos entre ambas instancias, no se ha comprendido que somos un complemento y vamos hacia el mismo fin que es la mejora de la escuela pública”.

Asimismo, señaló que las aportaciones voluntarias de los papás son un recurso muy noble, porque está disponible para atender necesidades, sin que implique la realización de muchos oficios para acceder a la solución que requiere la escuela.

Sin embargo, los recursos del Programa de Apoyo a la Gestión Escolar se sugiere que sean utilizados en todos aquellos aspectos que están autorizados en las reglas de operación, y que no haya discordias al interior de las escuelas con las mesas directivas al presionar que ellos paguen por conceptos considerados en el Proage.

Gutiérrez Padilla sostuvo que ambas instancias son un complemento a favor de las escuelas. El presidente de los Consejos escolares de participación social es un padre de familia, quien trabaja en coordinación con el director de cada escuela que funge como secretario técnico, entre ambos administran ese órgano que a su vez rinde cuentas a la asamblea.

Aclaró que el padre de familia de los Consejos Escolares es diferente al titular de las mesas directivas, pero deben lograr una coordinación y comunicación a favor de ambas instancias y especialmente para hacer rendir los recursos que llegan a las escuelas para atender los requerimientos de las mismas.

Por su lado, el presidente de la mesa directiva de los padres de familia rinde cuentas a su asamblea y debe informar en qué se gastaron los dineros recaudados por las aportaciones voluntarias de los papás, a fin de que se sepa en dónde quedaron esos recursos.

Finalizó pidiendo a los padres de familia que en este momento no deben entregarse las cuotas voluntarias a las mesas directivas, eso deberá suceder hasta el mes de septiembre de 2018, una vez que hayan sido elegidos los nuevos responsables de estos órganos.