Al reunirse con representantes de las diferentes agrupaciones de concesionarios de taxi y choferes que operan en Aguascalientes, el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, dijo que se mantiene toda la voluntad y disposición de trabajar con el gremio para garantizar a la población un servicio seguro y eficiente, así como para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del volante, con apego a la legalidad.
Durante el encuentro, abordaron una serie de temas relacionados con el funcionamiento de este sistema de transporte público en la entidad, entre ellos las disposiciones de la nueva Ley de Movilidad, plaqueo de unidades, erradicación de vehículos pirata, seguridad social para taxistas, entre otros.
Del mismo modo, se habló de las quejas sobre la competencia desleal que representa el transporte privado mediante aplicación digital. “Además, en la medida en que no se han dado de alta, ni pagados sus derechos, los taxis privados operan ilegalmente y no hay quién los frene”.
Se acordó mantener un diálogo permanente, y quedó claro que por lo pronto no habrá incremento tarifario, porque todavía hay unidades que circulan fuera de norma, cerca de 500, que tendrán que renovarse porque ya cumplieron los seis años de vida útil que marca la ley.
Asimismo, que debe ser permanente la capacitación a los choferes, porque hay quienes se niegan a transportar a los usuarios, cuando se trata de rutas “que no les convienen”, donde su obligación es dar el dar el servicio sin condiciones y sólo se pueden negar cuando los clientes se encuentran en estado de ebriedad.
En la reunión también estuvieron presentes Óscar Benjamín Aragón Jiménez, titular de la Coordinación General de Movilidad; Antonio Sánchez Gómez, director general del Transporte Público; y Marco Arturo Reyes, coordinador jurídico de la CMOV.