Necesaria la implementación del “protocolo Alba” para la localización de menores de edad desaparecidos, consideró la coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género, Mariana Ávila Montejano. Dijo que esperan que muy pronto ya se ponga en marcha tanto en Aguascalientes como en todo el país, toda vez que en la actualidad Jalisco, Chihuahua y el Estado de México son las únicas entidades que cuentan con él. Este protocolo busca la reacción inmediata de las autoridades ante una desaparición.

En tal sentido, dio a conocer el reciente caso de desaparición de Dayana Montserrat Peralta Sierra de 15 años de edad, que ocurrió el pasado 14 de octubre y que apenas ayer lunes sus familiares reportaron haberla encontrada sana y salva, pero que desafortunadamente, las autoridades nunca activaron la “Alerta Amber”, que es el protocolo que ordinariamente se emplea ante estas situaciones.

Ávila Montejano informó además que el Observatorio de Violencia Social y de Género tiene el registro, por las familias que acompañan, de que en Zacatecas y Jalisco se han encontrado muchas fosas clandestinas y particularmente en este último estado, se han hallado a tres personas originarias de Aguascalientes, que correspondían a dos hombres y a una mujer menor de edad con reporte de desaparecidos entre 2016 y 2017.

Por lo anterior, la activista social comentó que en días pasados sostuvieron una charla con el fiscal de Aguascalientes, René Urrutia de la Vega, así como con personas expertas en el tema de Jalisco y Zacatecas para comenzar el trabajo para la implementación de dicho “protocolo Alba” en la entidad.

Mariana Ávila Montejano lamentó que en la mayoría de los casos de desaparición de personas se obstaculizan los estereotipos, los malos tratos y la oficiosidad de los procesos de búsqueda.

La coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género apuntó que en Aguascalientes hay un registro de 190 personas desaparecidas, donde 99 son mujeres y el resto son hombres, que se encuentran en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, información que se actualiza con la aportación de datos de las fiscalías en el país. Sin embargo, afirmó que esa información se queda corta tras considerar que hay un subregistro con una cantidad mayor, que pudiera llegar a ser de 200 a 250 casos en la entidad.