Posterior a la publicación de los indicadores de inseguridad registrados en la entidad durante el pasado mes, entre los cuales los delitos a casa habitación, transeúntes y a negocios fueron al alza, piden pequeños comerciantes a las autoridades encargadas de la seguridad, no descuidar los operativos de patrullaje en colonias de la periferia.
El presidente del sector abarrotero y pequeños comerciantes, Antonio Hernández Esparza, precisó que muchos negocios se encuentran en desventaja al no contar con medidas de seguridad mínimas pero necesarias para evitar ser víctimas de la delincuencia común.
Anteriormente, dijo, el dotar con videocámaras, alarmas y hasta rejillas de protección a los negocios era considerado hasta cierto punto un lujo, sin embargo ahora es una necesidad.
Agregó que lamentablemente aún es alto el número de tiendas de abarrotes que no cuentan con esas medidas, derivado de la inversión que significa, la cual no todos los comerciantes pueden hacer.
En consecuencia, solicitó de manera atenta a las autoridades el hecho de que no se dejen de lado acciones preventivas y en su defecto atender a la brevedad posible los reportes que puedan realizar.
«El gasto para conectar circuito cerrado y así al menos que el ladrón se la piense dos veces antes de hacer su fechoría, no todos lo pueden hacer. Lo único que podemos esperar es que cuanto antes la policía reaccione ante la solicitud de auxilio y que se den sus vueltas en la calle”.