La Dirección de Reglamentos del Municipio de Aguascalientes destinará un contingente de 110 verificadores para vigilar a más de 150 negocios que operarán en las noventa hectáreas de la Feria Nacional de San Marcos, informó su titular José de Jesús Aranda Ramírez.

Luego, llamó a la ciudadanía a denunciar a aquellos verificadores que por alguna situación incurran en corruptelas, quienes de inmediato serán cesados de sus puestos o bien hasta se les podrían aplicar sanciones de privación de la libertad.

“Hoy en día, esta dependencia cuenta con un proceso jurídico vigente de un verificador en suspensión por haberse prestado a una extorsión en una tienda de abarrotes. De ahí la exhortación para que todo el personal actúe con rectitud y no caiga en tentaciones, o de lo contrario podrían ser castigados con cárcel”.

Asimismo, el funcionario capitalino llamó a cada uno de los verificadores a ser estrictos en la aplicación del Código Municipal en los 23 días de la verbena abrileña; “se actuará con dureza en aquellos establecimientos que vendan bebidas embriagantes a los menores de edad. Si lo hacen, serán clausurados”, advirtió.

Esta edición 2018 de la Feria sanmarqueña colaborarán 40 verificadores de manera eventual, quienes estarán apoyando ya desde esta semana y concluirá su responsabilidad hasta el 6 o 7 de mayo próximo. Los sueldos para este personal oscilarán entre los 8 mil y 9 mil pesos, por jornadas laborales de 8 horas laborales diarias.

“En conjunto con los otros setenta que operan cotidianamente en esta dirección reglamentaria, se estará atento y vigilante para que los negocios no funcionen más allá de los horarios autorizados para la venta de alcohol”, puntualizó.