Claudia Salazar 
Agencia Reforma

CDMX.- La Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior de la Federación aprobó pedir que se investiguen los apoyos en efectivo o en especie que reciben los equipos de futbol profesional por parte de universidades públicas o gobiernos estatales.

La petición se hace a la Auditoría Superior de la Federación y a los 32 órganos de fiscalización de los estados para que indaguen a fondo cualquier tipo de entregas.

Impulsora de la propuesta, la diputada Aleida Alavez indicó que se pidió tal revisión en el programa anual de auditorías de la ASF.

Se deben investigar transferencias, apoyos, condonación de impuestos como predial y agua, uso de instalaciones públicas como estadios, alumbrado, y compra de boletaje, entre otros, en favor de los equipos de futbol soccer profesional, detalló la legisladora de Morena.

Mencionó que los apoyos son indebidos y pueden ascender, en algunos casos, hasta los 500 millones de pesos.

«En una revisión somera encontramos que por lo menos 12 universidades públicas tienen relación con la liga profesional de futbol soccer», denunció.

Precisó que en la revisión de la ASF y los órganos locales de fiscalización se debe aclarar la relación que existe entre la liga de futbol soccer profesional y las universidades públicas de los estados, la Universidad Nacional Autónoma de México y los gobiernos estatales y municipales.

«Si hay apoyos indebidos se sancionará de acuerdo con la ley», sostuvo.

Agregó que cerca de 30 gobiernos municipales y estatales tienen convenios de colaboración con estos equipos profesionales, por lo que, dijo, es necesaria una revisión exhaustiva a este tipo de «negociaciones» y evitar acciones que afecten la hacienda pública y, en consecuencia, los intereses de los ciudadanos.

«El futbol soccer profesional genera jugosas ganancias a quienes participan en la liga mexicana profesional, por lo que es preocupante que universidades públicas y gobiernos locales les den privilegios que representen grandes pérdidas a las arcas públicas», expuso.

«Estamos ante un cambio de régimen y se debe entender que desaparecieron las condonaciones de impuestos a los grandes contribuyentes. De ahora en adelante deben cooperar como todos los ciudadanos con el desarrollo nacional y pagar sus impuestos», agregó.