César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez del fuero común libró una orden de aprehensión contra Karime Macías, esposa del ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por el desvío de más de 112 millones de pesos del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que ella presidía.
Al hacer el anuncio, el Fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, detalló que el juez de control giró la orden el viernes pasado, tras analizar las pruebas que integran la carpeta de investigación FG/FIM/045/2017 y otras cinco acumuladas a esa.
Según la investigación de la Fiscalía, los recursos fueron desviados a través de al menos seis empresas fantasmas, con las que el DIF firmó contratos para la supuesta adquisición de equipo médico, productos multivitamínicos, sistemas de purificación de agua y de captación pluvial, así como sanitarios biodegradables, paquetes escolares y electrodomésticos, entre otros.
“No hay datos o evidencia alguna de que estos (productos) efectivamente se hayan entregado a la población vulnerable que debiera atender esta dependencia, por el contrario, sólo se registra el pago a estas empresas”, indicó Winckler Ortiz.
En conferencia de prensa, el funcionario aclaró que el monto total del desvío podría aumentar, pues la investigación continúa sobre diversos contratos otorgados y recursos ejercidos por el DIF con la misma dinámica.
Como Karime Macías se encuentra en Inglaterra, el Fiscal de Veracruz indicó que pediría a la Procuraduría General de la República (PGR) que emita una alerta migratoria y publique una ficha roja para su búsqueda, localización y detención con fines de extradición.
Según información pública, se sabía que la Fiscalía de Veracruz indagaba operaciones de compra venta de inmuebles de Macías y algunas de sus actividades en el DIF.
Como parte de esas indagatorias, el Ministerio Público del fuero común aseguró el Club Hípico Briones en Coatepec, al sospechar que las caballerizas se construyeron con dinero desviado por órdenes de Macías.
A ella, sus padres, su hermana y su cuñado también se les investiga por haber adquirido con recursos del erario de Veracruz al menos cuatro residencias en Houston, tres departamentos en la Torre Pelícano, en Boca del Río, y oficinas en Polanco.
Tan sólo en 2011, el primer año que Javier Duarte gobernó Veracruz, Karime Macías gastó, con una tarjeta de crédito, 8 millones de pesos en ropa y hoteles.
En febrero de 2017, el actual Gobierno de Veracruz cateó una bodega en Xalapa en la que hallaron pertenencias de Duarte y Macías, como una libreta Mont Blanc, en la que ella hacía planas con la frase: “sí merezco abundancia”.

¡Participa con tu opinión!