Francisco Javier Pacheco Méndez, dirigente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes, llamó ayer a cada usuario a registrar el número de la unidad que aborda y denunciar ante las autoridades competentes a todo ese conductor que por su unilateralidad impone tarifas fijas, evadiendo la aplicación del taxímetro.
Aseveró que todos esos trabajadores del volante deben ser sancionados y no con una multa económica, sino con el retiro de su permiso para conducir taxis, porque cada vez más se registran denuncias y molestias ciudadanas por la ocurrencia más frecuente de estos hechos.
En entrevista con El Heraldo, Francisco Javier Pacheco Méndez aseveró que las 32 bases de taxis que existen en Aguascalientes deben entrar a la dinámica de exigir un buen comportamiento a sus trabajadores del volante, quienes deben ser amables y ofrecer un servicio con calidad humana, donde si se mantienen las actitudes negativas se hará correr a los usuarios.
Aseveró que los usuarios deben exigir la aplicación del taxímetro durante el día y la noche, porque si no lo hacen seguirán los abusos y los robos por parte de los choferes que deben ser sacados definitivamente de este gremio.
Subrayó que la existencia del taxímetro en cada unidad de alquiler es el que debe regular los costos, sin embargo se registra una mayor denuncia de que esto no sucede con varios taxis, especialmente los que operan fuera de la Central Camionera, cuyos choferes imponen su tarifa.
Esto debe ser investigado y sancionado por la SEGUOT, aunque es una realidad que cada unidad de taxi tiene ahora más gastos por el aumento de los combustibles, tampoco es una causa para que determinados choferes entren al desorden.
El dirigente de SUOTA recalcó que aquellos choferes que cobran servicios sin el uso de taxímetro deben ser cancelados sus permisos de inmediato, cuando menos el tarjetón, para que se den cuenta que no son personas aptas para laborar en este gremio.
Ahora más que nunca y ante el creciente servicio de unidades de alquiler, los taxistas se encuentran obligados a mejorar sus servicios y no a poner más trabas, descortesías y abusos de diversa índole.
Pacheco Méndez relató que el taxímetro cobro 48 pesos por un servicio de un hotel de la zona de la feria al fraccionamiento de Villas de Nuestra Señora de la Asunción, mientras que otros por el mismo recorrido han impuesto una tarifa de 150 pesos, lo cual es un abuso y un robo, sentenció.

¡Participa con tu opinión!