Tras una visita de inspección del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senacisa), el presidente de la UGRA, Juan Pablo Franco Díaz, aseveró que el sector ganadero local debe dejar de evadir sus responsabilidades y aplicar el mecanismo del Registro Electrónico de Movilización (REEMO), sólo el 20% de las guías de movilización se realizan de manera electrónica.
El 80% restante de las operaciones se ejecutan de manera tradicional, es decir, en papel, y esta situación responde a que en ocasiones no se tiene acceso a internet, pero la mayoría es por la comodidad de los propios ganaderos.
Hay 22 estados certificados como zona libre de tuberculosis y brucelosis para poder exportar, donde el estado de Aguascalientes se encuentra incluido en ese estatus sanitario en la zona A, y considerando esto “somos un estado de los más retrasados en el ámbito del REEMO”, admitió.
“Por esa razón se dialoga con el Gobierno del Estado para exigir que no se movilice ninguna cabeza si no aplican el registro electrónico de movilización. En el estado de Aguascalientes es obligatorio el uso del REEMO a partir de enero de 2019”.
El presidente de la Unión Ganadera Regional Aguascalientes comentó que los ganaderos únicamente elaboran el REEMO cuando se los exigen por parte de otros productores que operan en otros estados del país.
Juan Pablo Franco Díaz aclaró que se tienen problemas con el padrón del SIINIGA en el sentido de que hay animales que ya están en el rastro, pero todavía andan circulando, y por esa razón no pueden acceder al mecanismo de registro electrónico.
“El día en que en los rastros no se permita ingresar a ningún animal sin presentar el REEMO, se estará acabando la impunidad y obligará a todos los productores ganaderos a aplicar este sistema de movilización electrónico, porque el asunto es que la guía siempre se hace, pero en lugar de que se haga en papel se recurren a sistemas digitales”, enfatizó.
Agregó que el servicio de Internet lo tienen todas las asociaciones ganaderas y se encuentra disponible para todos sus socios, y es tiempo de que se utilice de modo cotidiano, de manera voluntaria, no esperar a que se los exijan, lo cual ya es una obligación.
Finalmente, aclaró que el REEMO no se podrá aplicar en algunos casos donde el ganado haya sido movilizado con anterioridad y no se haya cumplido con la normatividad vigente.