Pide la diputada Estela Cortés Meléndez la destitución inmediata del comisario de la Fiscalía General del Estado, René Alejandro Carrillo Durán; del secretario de Seguridad Pública Estatal, Sergio Alberto Martínez Castuera; y del jefe policial del Municipio capitalino, José Héctor Benítez López.
Expresó que han resultado un fiasco en el combate a la delincuencia, ya que se ha disparado la inseguridad con robos, asaltos, homicidios.
Ayer, presentó tal posicionamiento en sesión de la Diputación Permanente. Al reiterar que los resultados son desastrosos, ejemplificó el asesinato a plena luz del día y en un lugar céntrico, de un mando policiaco de Zacatecas, como si fuera más fácil matar en Aguascalientes que en Zacatecas.
Se refirió también a la balacera en una cancha deportiva, sede de un torneo nacional de basquetbol, donde niños y jóvenes quedaron horrorizados y la autoridad no veló por su integridad; también citó al hombre que murió defendiendo su patrimonio.
Consideró vergonzoso que los diputados “designáramos a un fiscal que permitió la fuga de una tratante de menores”, refiriéndose a René Urrutia de la Vega.
Asimismo, destacó la preocupación que existe, ya que en el área de investigación de ese organismo se impuso a quien no tiene experiencia, capacidad y perfil para investigar; citó que su único mérito fue haberse desempeñado como chofer.
Expuso que se asignaron 638 millones de pesos a la Fiscalía y no ha habido resultados, por lo que cuestionó la confortación del Gobierno Estatal y Municipal, e hizo hincapié en que todos deseamos que vuelva la seguridad y tranquilidad al estado.
También, exhortó a sus compañeros a ser parte activa en la solución de los problemas, “ya que la autoridad administrativa no es capaz de resolver”.
Ante tal escenario, Alejandro Mendoza Villalobos propuso un Punto de Acuerdo mediante el cual hizo un exhorto al titular del Ejecutivo estatal para que diseñe, coordine, implemente y evalúe a través de las autoridades competentes, una nueva estrategia en materia de seguridad pública que enfrente con decisión, eficacia y eficiencia, la problemática de la inseguridad pública y el incremento de la actividad delictiva que aqueja al estado; “la ciudadanía clama por un clima de paz y tranquilidad”, repuso.

¡Participa con tu opinión!