MONTERREY.- Doce meses después de la muerte de Juan Gabriel, los escándalos, demandas y pleitos para la familia Aguilera Salas no paran.
Jesús Salas, manager, cuñado y amigo del cantante, espera que pronto se solucionen los problemas que han surgido entre sus sobrinos y los hijos no reconocidos de “El Divo de Juárez”, a causa de la herencia del cantautor.
“Espero en Dios que ya no haya más sorpresas desagradables, que poco a poco todo se vaya arreglando y quiera Dios que sea para bien de todos. Ya murió hace un año y esto no acaba”, dijo Salas vía correo electrónico desde su casa en Torreón, Coahuila.
Agregó que si Juan Gabriel hubiera imaginado los problemas que se harían con su herencia, seguro habría pensado mejor cómo repartirla.
“Ya lo dije hace mucho y lo repito: si me preguntas por qué Juan Gabriel no heredó a sus otros hijos y sólo a Iván, no lo sé; eso sólo lo podría contestar él, pero ya no está. Fue su última voluntad y yo espero que se respete, pero los jueces tienen la última palabra”, dijo Salas.
Aseveró que ninguno de los hermanos de Iván (Jean, Hans y Joan) está inconforme con la decisión de Juan Gabriel.
“Ellos lo respetan y saben que fue la voluntad de su padre, que Iván fuera quien se encargara de administrar los bienes”, señaló.
Los únicos inconformes son los hijos que recién salieron a la luz, tras el deceso del Divo, y quienes entablaron una demanda para impugnar el testamento que beneficia a Iván. Se trata de Joao Gabriel y Luis Alberto Aguilera.
“Todo está escrito en un testamento, es lo que Alberto Aguilera decidió en vida, de lo cual yo soy testigo. Ahí no se escribió que les dejara algo a ellos”, explicó.
El pleito por la herencia podría llevarse años en los juzgados, señaló.
“¿Cuánto tiempo tardará la resolución? No sabemos. Eso está en manos de los jueces, pero tengo fe en que se respete la voluntad de Juan Gabriel, que fue que su hijo Iván fuera su heredero universal”, dijo.
Sobre la relación que lleva con su sobrino Iván y su esposa Simona, Salas aseguró que está bien, aunque reconoció que han tenido varios malos entendidos.
“Somos familia y siempre reinará una buena relación, hay mucho amor de por medio con mi hermana y mis sobrinos y con las parejas de mis sobrinos”, afirmó. (Raúl Urdiales/Agencia Reforma)