El Poder Judicial del Estado necesita más de cuatrocientos millones de pesos en 2019 para ejercer a plenitud las funciones de impartición de justicia, abatir rezagos y fortalecer los sistemas de oralidad en diversas materias.

Así lo señaló la magistrada presidenta, Gabriela Espinosa Castorena, al hacer hincapié en que la propuesta presupuestal planteada al Poder Ejecutivo para el próximo año se elaboró con prudencia, cuidado y responsabilidad.

“Hay conciencia de la situación económica del país y de las políticas de austeridad que viene impulsando el nuevo Gobierno Federal electo y el Congreso de la Unión, sin embargo, seremos muy firmes con las necesidades que tenemos en el Poder Judicial”, agregó.

En entrevista, omitió la cifra exacta de la propuesta presentada al Ejecutivo, si bien aseguró que es mayor a la partida presupuestal 2018, equivalente a 400 mdp, para actualizar inflación, pero también para atender retos específicos, claros y urgentes.

En ese sentido, recordó que el Poder Judicial del Estado trabaja de manera austera y despojado de cualquier elemento superfluo o que represente derroche, de tal manera que está listo para pugnar por que su propuesta se respete a cabalidad y pueda cumplir sus metas.

Espinosa Castorena recalcó que el PJE necesita crecer áreas que permitan abatir el rezago en la materia familiar, donde es evidente un recrudecimiento de la problemática social que significa el enfrentamiento intrafamiliar a través de divorcio, pugna por custodias, pensiones, convivencias, así como por herencias, entre otros.

“Son casos que exigen ser resueltos con mayor celeridad, pues se trata del núcleo básico de los individuos como es la familia y sin embargo, hay un rezago importante en la materia”.

Asimismo, dijo que es fundamental crecer y fortalecer la justicia de oralidad penal a fin de tener una agenda de corto plazo en el desarrollo de audiencias y la emisión de las sentencias correspondientes.

En ese contexto, reiteró que la propuesta presupuestal que se ha puesto sobre el escritorio del Ejecutivo representa una “cantidad mesurada, prudente y responsable, pero también muy firme para cubrir las necesidades que hay en el PJE”.