Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

Chilpancingo, México.- Dirigentes de la Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador repensar su plan de mudar las secretarías de Estado a las entidades federativas.

Los líderes empresariales consideraron que se trata de un planteamiento complejo, difícil de concretar y que, en el fondo, no garantiza la descentralización en la toma de decisiones.

Para el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, el cambio de oficinas del Gobierno federal es simplemente un error.

«Ojalá que haya un momento de reflexión para repensarlo, que sea un análisis a fondo cuantitativo cualitativo», dijo.

«Y si el Presidente, como esperamos, encuentra que la propuesta inicial es inconveniente para el País, que lo diga con toda claridad y va a tener el respaldo y el acompañamiento de parte nuestra».

En entrevista, sostuvo que la verdadera descentralización no consiste en llevar secretarios de un lugar a otro del País, sino en un nuevo modelo de federalismo.

«La descentralización consiste en trasladar facultades de las oficinas centrales a los estados y en trasladar responsabilidades de la Federación a los estados y municipios», aseveró.

«Estamos por una descentralización pero la genuina, la que sí funciona. La descentralización que queremos es la del camino que se veía construyendo desde la reforma al artículo 115 de la Constitución tras la creación de la Conago».

De Hoyos incluso advirtió sobre los riesgos e inconvenientes que representará la aplicación de ese plan, desde el punto de vista presupuestal, pero también operativo.

«Una descentralización que solamente es cosmética y que sea para llevarse a las secretarías con oficinas alternas a otras entidades muy poco le va a abonar a la eficiencia de la Administración», sentenció.

«Va a generar costos redundantes y va a generar también cuellos de botella por los tiempos muertos de los desplazamientos de los titulares a las sedes».

Por su parte, el presidente del CCE advirtió que continuar con el plan puede resultar costoso desde el punto de vista financiero, pero también para millones de familias.

«El costo de mover las secretarías es muy importante, mover a tantas familias es una decisión compleja que ojalá reconsideren», expresó.

«Se puede tener representaciones para estar más cerca de la gente en áreas específicas, pero quizá mover todas las secretarías sería costoso. Ya estamos observando el trabajo que les que está costando».

REFORMA publicó ayer que el plan de descentralización de Secretarías de Estado y dependencias federales está detenido.

La mudanza, anunciada por el Presidente desde 2017 -cuando era precandidato-, deberá esperar por lo menos este año, ya que ninguna dependencia tiene presupuesto el traslado.

Los cambios debían iniciar en el primer año de Gobierno.